El “Banquero de los Kirchner” trata de escapar del FIFA Gate

El director y presidente del Banco Macro, Jorge Brito, que le acepten su solicitud de licencia “hasta la próxima asamblea general ordinaria”, en una virtual renuncia a su cargo.

La decisión fue tomada luego de que las acciones del banco se desplomara 14% en Wall Street y en el Merval ante los trascendidos de que Alejandro Vanderbroele, el testigo protegido en el caso Ciccone, lo mencione como el facilitador de las operaciones fraudulentas del ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou.

Las acciones del Macro en Wall Street el lunes 13 valían US$ 116,48. Y el martes, una vez que se hizo público que la entidad pudo ser partícipe del delito que se le imputa a Boudou, las acciones se desplomaron y al sía siguiente la caída no se detuvo hasta llegar a los US$ 92,99, una pérdida del 20% de la que no se termina de recuperar. Esta viernes la cotización cerró en US$103,32, un 11,3% debajo de su cotización al comienzo de la semana.

“Funda la presente decisión de preservar a la Entidad de todos los ataques y acusaciones de las que estoy siendo objeto en el orden personal”, explicó el banquero en su solicitud.

En los círculos políticos y financieros se especula con que la decisión de Brito está vinculada a un intento por alejar del centro del debate a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, con la cual tenía una relación sumamente deteriorada pero ligada a los negocios comunes realizados con Néstor Kirchner durante su mandato presidencial.

Y era un secreto a voces que parte del negocio de Fútbol Para Todos fue cerrado por el banquero, el propio Julio Grondona y Máximo Kirchner en representación del poder político…¿o de los negocios familiares?.