El drama de los atletas argentinos en los Juegos Olímpicos

Dificultades para entrenarse, falta de apoyo, estrés permanente. Los competidores argentinos, sin apoyo ni consideración del estado, van redondeando una actuación que obliga a replantear prioridades.

 

«Se me contracturó el gemelo derecho y no pude más. La quise terminar. Siento bronca porque justo me pasó acá. Tanto sacrificio. Todo esto es estresante. Nervios todos los días para que no te de positivo. Me quiero ir a mi casa y olvidarme de todo esto». Dijo Belén Casetta.

La angustia de la argentina, patente en los primeros segundos de la charla con Florencia Cordero pero presente a lo largo de toda la nota, refleja el estado de ánimo de los atletas que concurrieron con sus sueños y esfuerzos a estos cada vez más cuestionados Juegos «Tokio 2020».

Una joven cargada de sueños y capaz de incorporar a ellos su esfuerzo, su vida, sus mejores años y la responsabilidad de saber que está representando a su país, se derrumba ante la realidad que debieron afrontar durante la pandemia los deportistas argentinos y del mundo entero: dificultades para entrenarse y, en casos como el argentino, falta de apoyo de las autoridades para entender la necesidad de generar espacios específicos para permitir que buscaran su mejor estado de cara a una competencia que a la postre aceptarían con la decisión de enviar una delegación a participar.

Casetta quedó lejos de pasar a la final de los 3.000 metros con obstáculos de atletismo, en el marco de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, al terminar antepenúltima en su serie eliminatoria, la primera que se disputó hoy por la disciplina.

Casetta estableció un tiempo de 9.52.89, lejos de la ganadora de la serie, Winfred Yavi (Bahrein), con 9.10.80.

Los otros dos boletos directos para la final de la especialidad quedaron en manos de Peruth Chemutai (Uganda, segunda con 9.12.72) y Emma Coburn (Estados Unidos, tercera, 9.16.91).

La final se completará con las ganadoras de las series 2 y 3 y los seis mejores tiempos restantes.

Belén Casetta, marplatense de 26 años de edad, quedó lejos de su mejor registro, 9.25.99 (récord argentino y sudamericano). Y tampoco pudo superar la marca de Río de Janeiro 2016, su anterior participación olímpica, cuando fue 45ta con 9.51.85.

Con la eliminación de Casetta, solamente quedan tres representantes argentinos en el atletismo olímpico de Tokio: Joaquín Arbe, Eulalio Muñoz y Marcela Gómez, que competirán en maratón. Germán Chiaraviglio (salto con garrocha), que también está en Japón, no pudo participar tras contagiarse de covid-19.

¿Pudo existir un resultado mejor?…Por supuesto, solo hacía falta entender la necesidad de apoyar el entrenamiento y asistir psicológicamente a los atletas.

Pero eso es privativo de quienes entienden el valor del deporte como formador de una sociedad mejor.

Como desde hace muchos años comprendió Belén Casetta, ganadora de la vida y de la competencia.

Las declaraciones de una joven que dedicó su vida a un sueño:

Ir a descargar