El gobierno confía en que el ahorro en Ganancias irá al consumo

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo que el proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias beneficiará a más de un millón de trabajadores e irá «directo al consumo».

 

«La baja de Ganancias va directo al consumo y eso mueve la actividad económica, serán 40 mil millones que se volcarían al consumo y eso mueve la economía», destacó Arroyo en diálogo con radio AM 750.

La Cámara de Diputados trata hoy, en sesión especial, el proyecto de reforma al impuesto a las Ganancias, que beneficiará a más de un millón de trabajadores, ya que quedarán exentos del pago de ese tributo quienes cobren hasta 150.000 pesos brutos por mes.

Arroyo, esta mañana, puntualizó que aunque «la situación social es crítica», aclaró que es «distinta a la del año pasado en dos aspectos: hay más actividad económica en los barrios, más changas de construcción, de textil, más movimiento, pero el problema es el precio de los alimentos».

En esa línea, subrayó que «a diferencia de 2020, donde el eje central fue lo alimentario, hoy hay más actividad económica y un serio problema con el precio de los alimentos».

Frente a los últimos índices de desocupación, puntualizó que «los datos marcaron dos situaciones preocupantes: la complicación de los jóvenes para entrar en el mundo del trabajo, en especial, las mujeres, y que hay más actividad del sector informal, que se refleja en la subocupación».

De todas formas, opinó que la reconstrucción «es de poco y a partir de la economía informal, el tema es cuánto rinden esas changas para comprar alimentos».

Indicó además que «hoy se está reconstruyendo la economía en parte con los ahorros de las familias, que hacen arreglitos en su casa».

Destacó también que «teníamos 8 millones de personas en los comedores, pasamos a 11 millones con la pandemia, y ahora, con el movimiento de la economía, estamos en 10 millones, pero se trabó ahí», agregó.