El gobierno insiste en que no habrá impacto negativo

Sostiene que la declaración de impacto ambiental presentada asegura que no existe riesgo alguno y recuerda que no hay antecedentes de ningún accidente de este tipo desde que se usa en el país

 

El Gobierno nacional celebró el otorgamiento de la declaración de impacto ambiental a las áreas de exploración offshore CAN 100, CAN 108 y CAN 114, ubicadas frente a las costas de Mar del Plata, para el proyecto de adquisición sísmica presentado por Equinor en sociedad con YPF y Shell.

“Gracias a un trabajo en conjunto con organismos del Estado nacional y una audiencia pública, con un amplio margen de participación, obtuvimos la declaración de impacto ambiental”, declaró el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez. A su vez, reafirmó que “se dio un paso fundamental para más producción de gas viable para las y los argentinos”.

CAN 100 y 108 se encuentran ubicadas a 307 kilómetros frente a la costa de de Mar del Plata, mientras que CAN 114 está a 443 kilómetros.

La producción de offshore se desarrolla desde la década del setenta en el país, con 280 pozos entre exploración y explotación.

Esta declaración de impacto ambiental, junto con la medida adoptada por el Estado nacional a través del Decreto 870/21 de autorizar la prórroga por hasta dos años del primer período exploratorio de los permisos otorgados en el marco de la Ronda 1, que incluye el Área Can 100, CAN 108 y CAN 114, “auguran un fuerte impulso de la actividad offshore”, destacó el Gobierno.

Martínez aseguró que la producción offshore “es una fuente importantísima en reservas gasíferas, que representan el 18 % del gas” que se consume en el país. También resaltó que “desarrollar las áreas offshore es tener una política energética federal que apuesta a potenciar todas las cuencas productivas del país y de esta forma entrelazar con el aparato productivo local los bienes y servicios que serán necesarios para llevar adelante su producción”.

El Gobierno destacó que “no se ha registrado ningún incidente de tipo ambiental ni accidentes con daños a la integridad física de los trabajadores en más de 50 años de desarrollo de offshore en Argentina”.