El gobierno se aferra al «espionaje» como tema central

El presidente Alberto Fernández se suma al coro de funcionarios oficiales que intentan, por ahora sin mayor éxito, imponer como tema central una cuestión que la sociedad parece no registrar.

El presidente Alberto Fernández consideró hoy que «el uso del servicio de inteligencia para hacer espionaje interno es definitivamente asqueante y consecuentemente inadmisible» y exhortó a la Justicia a «investigar sin demoras» para «dirimir las distintas responsabilidades» porque se trata de hechos que «deben tener una respuesta».

En una serie de mensajes publicados en su cuenta de la red social Twitter, Fernández dejó sentada su posición respecto al video conocido hace unos días, y en cual Marcelo Villegas, exministro de Trabajo del gobierno bonaerense que encabezó María Eugenia Vidal, describe, en una reunión celebrada en 2017, el supuesto accionar que debe seguirse para armar causas judiciales contra organizaciones sindicales.

En ese encuentro, en el que participaron funcionarios bonaerenses; el intendente de La Plata, Julio Garro; agentes de la AFI y empresarios de la construcción, Villegas se muestra en favor de contar con «una Gestapo» -la policía política del nazismo- para accionar en perjuicio de los gremios.

El registro audiovisual fue hallado en dependencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y la interventora del organismo, Cristina Caamaño, presentó una denuncia ante la Justicia federal de La Plata para determinar las responsabilidades por esos hechos.

Sin embargo, y pese a que desde los despachos oficiales la cuestión es empujada desde hace más de dos semanas, la sociedad parece por el momento ajena a la cuestión y sigue manejando una agenda en la que la inflación, la pobreza y la pandemia aparecen como centro de interés y crítica a la acción de gobierno.