El gobierno y el país siguen sin rumbo económico

Por Lic. Dimas J. PettineroliHace 13 días les decía por acá “CRUJE LA ECONOMIA Y NADIE HACE NADA”. Hoy todo sigue así. El Ministro de Economía está pagando las consecuencias de un descrédito prematuro.

Lic. Dimas J. Pettineroli

El Ministro de Economía, devaluado por haber jugado una carta absurda e infantil (lo anticipe acá) de querer correr con la vaina a los bonistas, ahora está pagando las consecuencias de un descrédito prematuro. Tiene el mismo futuro arrinconado de sus antecesores.

Siguen engañándose y pretendiendo engañar a los argentinos con una supuesta “negociación”, en donde el único que cede es el enviado de Alberto. Como también lo pronosticamos en este Portal.

Síntesis: Argentina esta default, aunque lo oculte. Y eso se agravara en los próximos 30 días con nuevos vencimientos acumulados desde la época de Néstor Kirchner – Roberto Lavagna.

Esos supuestos “paga Dios”, que vencen y hay que afrontarlos.

Son títulos privilegiados para los tenedores y es la Republica Argentina la que de pagarlos. Lo grave es que el Comandante Alberto se niega a convocar a economistas que sepan del tema. Hay más de 30 en Buenos Aires, con buena carpeta de su paso por organismos internacionales como FMI, BID, Banco Mundial, etc.

ESTADO DEL COMERCIO E INDUSTRIA: Peor imposible.

Se habla, todavía no he visto el soporte técnico, que hay 25 PYMES y notan PYMES cerradas y que no reabrirán.

Obviamente en Mar del Plata, eso está a la vista.
Gastronomía, Hotelería, Turismo y afines son los más destruidos.
Costará recuperar el 50 % dentro de los 90 días posteriores al The End de este drama llamado COVID19.

El otro error garrafal, fue lo de VICENTIN. Se viola la Ley y la constitución. A los acreedores mundiales se les niega el pago de 500 millones de dólares vencidos y se pretende una expropiación por 1.250 millones de dólares de una empresa contablemente podrida.
Es algo inaudito. Ni aun queriendo cometer fallas se hacen estas cosas.

Mientras el gobierno duerma en tiempo de cuarentena, sin prestarle la menor atención a lo productivo en todas sus variables, el futuro de Argentina no es el deseado.

Se ha convertido en un país sin rumbo económico. Y a la deriva el peligro de naufragio es demasiado grande.

Abrazo a todos.

Dimaspettineroli@hotmail.com