El Gran Bonete y las restricciones que nadie quiere poner

Redacción – El intendente dice «no nos corresponde», el gobernador afirma que «cada jefe comunal tome la decisión» y Alberto pregunta «¿y a mi porqué me miran?». Pues entonces, ¿quién lo tiene?.

Guillermo Montenegro reveló que la reunión de ayer en el Museo Mar “fue de consulta” y remarcó que la definición será del “gobierno provincial”.

“No es una decisión que pasa por los municipios”, sostuvo, y aseguró que por el momento no habrá modificaciones en cuanto a la actividad nocturna en la ciudad. “Es una decisión que, después de las consultas que está realizando el gobernador, lo va a definir el gobierno provincial”, explicó.

El ministro de Producción de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa ya había despejado las dudas: “hoy no vamos a tomar definiciones”, y explicó que el gobernador se tomará más tiempo para escuchar a intendentes y analizar las distintas situaciones dentro de la provincia para definirse al respecto.

Mientras tanto el jefe de gabinete Santiago Cafiero, quien ocupó el centro de la escena para que Alberto Fernández pudiese correrse de una línea de fuego en la que le entran demasiadas balas, explicó que «quienes deben aplicar las medidas» para mitigar la propagación del coronavirus ante el actual escenario de incremento de contagios «son las autoridades provinciales y locales», quienes -indicó- pueden «avanzar en medidas que restrinjan la circulación y las actividades nocturnas».

¿Pasos siguientes?: consultar con la ONU, pedir una reunión urgente del MERCOSUR, romper relaciones con Uzbekistán, declarar a Marcos Gutiérrez persona no grata  y/o otorgar un nuevo aumento de la tarifa de colectivos.

Lo demás, puede esperar…