El kirchnerismo y un paso gigantesco para manejar los comicios

La designación del juez Ramos Padilla, declarado adherente al oficialismo provincial y capaz de manipular causas con fines políticos, será el nuevo juez electoral del distrito. Grave y peligroso.

En la primera sesión del año, la Cámara de Senadores aprobó hoy los pliegos de quince magistrados, entre ellos el de Alejo Ramos Padilla, que pasará de su puesto en Dolores a ser el juez con competencia electoral de la provincia de Buenos Aires.

La aprobación se dio tras un breve debate, en el que la oposición cuestionó a Ramos Padilla y se expresó en contra de su designación, aunque avaló al resto de los magistrados.

La votación arrojó 66 afirmativos, sin negativos y con una abstención, ya que se aprobaron los 15 pliegos en bloque, pero Juntos por el Cambio y otros opositores provinciales aclararon su rechazo puntual a Ramos Padilla.

De esta forma, el magistrado pasará del Juzgado Federal de Dolores a ser el flamante titular del Juzgado Federal N°1 de La Plata, el que posee la competencia electoral en el distrito más importante del país.

En ese cargo, el magistrado será el encargado de fiscalizar y tomar decisiones judiciales electorales en los comicios legislativos que tendrán lugar este año.