El lunes Arroyo usará facultades delegadas y habrá aumento

Por cuestiones administrativas el aumento no podrá ser fijado hasta el lunes. Pese a ellos la UTA resolvió el levantamiento de las medidas de fuerza y el servicio vuelve a la normalidad.

Con el alivio del paro nocturno levantado, el intendente Carlos Arroyo demorará dos días la definición del aumento del boleto. El nuevo precio será anunciado el lunes y no hoy, según confiaron fuentes del gobierno municipal.

Aunque en el Ejecutivo tenían todo dispuesto para fijar este sábado una nueva tarifa plana en virtud de las facultades cedidas anoche por el Concejo Deliberante, un razonamiento cambió la fecha del decreto. “Si lo hacemos hoy o lo hacemos el lunes es lo mismo: recién ese día podremos comunicarlo oficialmente a Nación Servicios, que administra el sistema SUBE”, dijeron en el gobierno.

También recordaron que, una vez que Arroyo fije la nueva tarifa, el precio no empezará a regir de forma inmediata: “Pasarán entre 15 y 20 días porque el sistema SUBE debe adaptarlo”.

Las fuentes evitaron mencionar qué monto fijará el intendente. pero todo hace presumir que no se despegará mucho del estudio del Departamento Técnico del Transporte, que depende de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito. Ese informe, que luego avalaron las comisiones del Concejo, arrojó un aumento de 38,8%, para fijar la tarifa plana en $ 18,81.

Un día antes de la sesión, el intendente ya había adelantado que, si le tocaba definir el precio, estaría más cerca de ese monto que del último pedido que presentó la Cámara Marplatense de Empresas del Transporte Público (Cametap), $ 24,11.

Tampoco se descarta que, así como lo definieron las comisiones legislativas, el incremento sea desdoblado.

Anoche, el Concejo no llegó a un acuerdo para imponer un precio del boleto, pero el oficialismo alcanzó los votos para otorgarles las facultades a Arroyo. Fue luego de que el propio intendente lo solicitara mediante una nota.

Tras esa aprobación, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) decidió levantar este sábado la retención de tareas que realizaba desde el lunes 11 en el servicio nocturno, entre las 21,30 y las 6, y que ayer se extendió entre 18 y las 8.

La medida de fuerza obedecía a que, con el cuadro tarifario vigente, los empresarios no pagaban un plus salarial y una suma no remunerativa a los choferes.