El mundo mejora en la enfermedad y agrava la economía

A nivel internacional hay una evolución alentadora de la curva de contagios pero a su vez hay pronósticos de un impacto demoledor de la pandemia sobre la economía y el empleo.

En Reino Unido, el primer ministro Boris Johnson, afirmó que el país está llegando al final de la «primera fase» del brote de coronavirus, pero advirtió que aún es temprano para levantar la cuarentena, mientras que el ministro de Finanzas, Rishi Shunak, anunció que el 25 % de las empresas cerraron por la crisis, que se suspendieron más de cuatro millones de puestos de trabajo y no todos se podrán salvar.

En España, el día después a la primera salida de los niños a las calles en el marco de una flexibilización del confinamiento por la pandemia, el gobierno destacó que el comportamiento de los ciudadanos fue mayormente ejemplar, pero advirtió que se reforzará la vigilancia para evitar cualquier abuso.

En tanto en Italia, mientras la flexibilización gradual de la cuarentena generó fuertes críticas de la Iglesia y de sectores del propio oficialismo, se informó que 333 personas murieron en las últimas 24 horas por el coronavirus, con un descenso sostenido de los positivos actuales.

Alemania estableció hoy la obligatoriedad del uso del tapabocas en comercios, transporte público y trenes de larga distancia en 15 de sus 16 estados, con multas de entre 25 y 10.000 euros.

En tanto, en Brasil 338 personas murieron hoy por coronavirus, lo que elevó el número de fallecidos a 4.543 y de infectados a 66.501, mientras que en Amazonas se registró un récord de sepulturas, a la espera de una autorización del gobierno federal para enviar un avión con 2.000 ataúdes y evitar el colapso del sistema funerario de su capital.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se ha podido domar la pandemia de coronavirus, debido a que la población de su país cumplió al pie de la letra las medidas sanitarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó en su sitio web 2.878.196 casos confirmados (85.530 en las últimas 24 horas) y 198.668 fallecimientos (4.982 nuevos).

En tanto, la base de datos en línea de la universidad estadounidense John Hopkins computaba esta noche 3.034.801 casos confirmados y 210.551 decesos.