El objetivo del momento argentino: Consolidar la paz interior

(Escribe Dimas J. Pettineroli) – Los voceros oficiales le echan nafta a la hoguera y “los otros” no logran amalgamar una unidad en la acción.

descarga (2)La querida gran familia argentina está tensa. Ocurren sucesos totalmente inéditos (muerte “dudosa” del Fiscal) y la comunicación de arriba hacia abajo se construye con términos llamativamente impropios.

Los voceros oficiales cada mañana le echan nafta a la hoguera y “los otros” no logran amalgamar una unidad en la acción indispensable para tener una presencia ordenada. El mensaje es como confuso, no logra diferenciar bien ciertos aspectos de la relación de dos candidatos con el mundo K, tan objetado hoy.

En el medio la gente. Que naturalmente ve, reconoce, siente que está en una situación indeseada y que merece algo mucho mejor.

Ese sería el diagnostico técnico de la situación, considerada a 5 mil kilómetros de distancia con mucha información sensible a la vista.
Sin duda el 18 de enero se acabó la campaña electoral de verano. Las utilerías en la costa marplatense y otros sitios turísticos perdieron sentido.

Ahora vienen tiempos signados por lo judicial y las encuestas. Veo que cada día la gente cree menos y por más que se pongan en la mesa, siempre los candidatos tienen una que les da muy bien.

Es un gran momento de recogimiento intelectual. Por eso considere oportuno cerrar como hacia un gran líder nacional en 1983: juntos vamos a constituir la unión Nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior. Proveer la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino: invocando la protección
de Dios, fuente de toda razón y justicia.

Es el camino y el puente para salvar la temida grieta.
Con optimismo en mis paisanos los abrazo desde el caribe.
¡Todo va a salir bien!
Dimas Pettineroli