El Papa Francisco teme un «derramamiento de sangre» en Venezuela

El papa Francisco alertó este lunes sobre su temor, confesó que «el problema de la violencia» en el convulsionado país lo «aterroriza» y reclamó «grandeza» a quienes puedan resolverlo.

En declaraciones a bordo del avión papal que lo llevó de regreso a Roma desde Panamá, donde participó en la Jornada Mundial de la Juventud, Francisco dijo apoyar «a todo el pueblo venezolano» y reiteró su pedido de «una solución justa y pacífica» a la crisis que enluta a la nación caribeña.Por ello, pidió «grandeza a aquellos que pueden ayudar a resolver el problema».

«Debo ser un pastor. Y si tienen necesidad de ayuda, que se pongan de acuerdo y lo pidan», exhortó según reportes de las agencias internacionales de noticias ANSA y EFE.

De esa manera puso sobre el debate la posibilidad de volver a mediar en el conflicto como hizo sin éxito el Vaticano en 2017, cuando propició el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.