«Renovate» no despierta entusiasmo en las cadenas

El plan fue lanzado en abril por el Gobierno  para impulsar el recambio de artículos que gastan mucha energía por otros que permiten un ahorro, pero no ha despertado aún mucho interés.

Aunque sólo rige en algunas cadenas de electrodomésticos, en la ciudad se pueden cambiar lavarropas y heladeras viejas por nuevas con hasta 25% de descuento. El plan fue lanzado en abril por el Gobierno nacional para impulsar el recambio de artículos que gastan mucha energía por otros que permiten un ahorro, pero en un principio únicamente se puso en marcha en el área metropolitana.
A través del «Renovate» (así se llama el plan) se pueden adquirir electrodomésticos de línea blanca a cambio de entregar el del hogar en parte de pago. «La electricidad consumida por el sector residencial se traduce en calidad de vida de la población en general, ya que se utiliza para fines tales como refrigeración y cocción de alimentos, climatización, higiene y actividades domésticas, a través de los diversos dispositivos de consumo de electricidad hogareños», señaló el Gobierno nacional cuando lo reglamentó.
«La cantidad total de electricidad consumida por un electrodoméstico resulta de la eficiencia con la que esa energía es utilizada para lograr su objetivo, y ésta, a su vez, depende de la tecnología de diseño del aparato», puntualizó. Y mencionó que la optimización y conservación de la energía, y la reducción de los costos, conforma en el país «un componente imprescindible de la política energética y de la preservación del medio ambiente».
Por ese motivo «resulta oportuno contar con el diseño de una política pública que tenga por objeto fomentar la producción y la comercialización de aquellos electrodomésticos más eficientes energéticamente dentro del universo de artefactos disponibles a la venta y, de esa forma, acelerar la penetración de las nuevas tecnologías en los parques de consumo».
Según el Gobierno, el programa Renovate «se encuentra motivado en la necesidad de consolidar un patrón de consumo energético eficiente, por lo que resulta necesario acelerar el proceso de recambio de los aparatos eléctricos de uso doméstico en funcionamiento y que aún no cumplan con los más altos estándares de eficiencia energética, lo que impactará en una mejora de la calidad de vida, tanto de los usuarios de los bienes como de la ciudadanía toda, dotando de visibilidad pública al consumo eficiente de energía».
Uno de los objetivos es fomentar la producción nacional: como el Plan Ahora 12, los electrodomésticos que forman parte del canje son fabricados en el país. Claro que, por cada artículo que vendan con descuento en el marco del plan, las cadenas reciben una compensación económica, que en un principio fue fijado en $750 para las heladeras y $550 para los lavarropas.
Poco promocionado
En Mar del Plata el plan tiene poca promoción. En Garbarino aseguraron que comenzaron a implementarlo la semana pasada, y que la operatoria sólo puede realizarse los fines de semana. Incluso se puede combinar el Renovate con el Ahora 12, el plan que permite pagar en 12 cuotas sin interés.
«El primer fin de semana tuvimos unas 10 operaciones», calculó un vendedor. Para realizarla es necesario solicitar un formulario y completarlo con las características de la heladera o lavarropas viejo. El retiro del producto del hogar (que tiene que funcionar) es gratuito. Eso sí: hay que tener en cuenta que el plan no rige para las ventas por internet o telefónicas.
Las marcas disponibles son limitadas. El sábado 15, por ejemplo, Garbarino promocionó heladeras Mabe con entre 21 y 22% de descuento, y un lavarropas Longvie con 20%. En Musimundo también dijeron que el programa está en vigencia. «Lo tenemos desde que empezó», dijo un vendedor. Pero al menos en esa sucursal no había carteles que lo indicaran. «Lo que pasa es que es difícil que haya stock», agregó. De todos modos, aseguró que la operación en esa cadena se puede realizar cualquier día de la semana. Hasta el jueves pasado, Frávega no lo había puesto en marcha en Mar del Plata. «Rige en Buenos Aires», dijeron en una de las sucursales locales. «Es muy difícil comprobar en qué condiciones están los electrodomésticos que te entregan», argumentaron.
En Luro Authogar tampoco estaba vigente. «En abril, cuando empezó en el área metropolitana, averiguamos para iniciarlo en Mar del Plata. Y vamos a volver a hacerlo», anticipó un encargado.
Dificultades y condiciones
Así como hay beneficios, la implementación del plan supuso algunas dificultades. La primera está a la vista: pese a que en el área metropolitana lo instrumentan Garbarino, Frávega, Musimundo y Rodó, en el interior, y particularmente en Mar del Plata, las opciones no son tantas.
Otra es que las páginas de internet que se pusieron a disposición de los consumidores para descargar el formulario de solicitud de recambio (www.se.gov.ar/renovate/login.php) y ver los modelos que se pueden adquirir (www.elclimalohacesvos.gob.ar) no están disponibles.
Entre las condiciones del programa, una de las más importantes es que si el bien de recambio no requiere desinstalación, la cadena que venda el producto debe retirarlo del domicilio del consumidor, sin cargo adicional, y entregarle el nuevo dentro de un plazo no mayor de 10 días después de completado el formulario de solicitud. En cambio, si el equipo requiere desinstalación, el plazo es de 20 días.
A su vez, el mismo personal encargado del retiro del electrodoméstico es el que comprueba que cumpla con las condiciones mínimas de funcionamiento. El destino final del aparato es el desguace y tratamiento por parte de un operador de residuos eléctricos.
Por su lado, las cadenas que implementen el plan deben imprimir y colocar, de modo visible para el público, los correspondientes signos que refieran al programa. También tienen que identificar los bienes promocionados y diferenciar el precio de venta al público con el promocionado.
Además, tienen a su cargo los costos de flete y logística asociados al retiro de los bienes de recambio en el domicilio de los consumidores, como su acopio y la gestión de los residuos de acuerdo con la normativa ambiental.