El socio de Clarín que pidió que Boca-River no siguiera está prófugo

Es Alejandro Burzaco, CEO de Torneos y Competencias, socio del Grupo Clarín. Fue uno de los mentores de la suspensión del Boca-River y pidió a la CONMEBOL que el partido no siguiera.

El empresario argentino Alejandro Burzaco es uno de los 14 acusados por la justicia de Estados Unidos en la causa de corrupción, extorsión y conspiración en la FIFA, que investiga un plan desarrollado durante 24 años para enriquecerse a través de la corrupción del fútbol internacional.

El ejecutivo es CEO de Torneos y Competencias, una empresa socia del Grupo Clarín en lo que fue el manejo de la televisación y los derechos del fútbol argentino.

Burzaco es acusado de haber formado parte de una organización que «pagó sistemáticamente más de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales» para la organización y la promoción del fútbol en todo el mundo a través de la FIFA y la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf).

Burzaco es acusado de haber formado parte de una organización que «pagó sistemáticamente más de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales»
Los cargos fueron anunciados por el Procurador General Loretta E. Lynch; el Fiscal Federal Kelly T. Currie del Distrito Este de Nueva York; el director James B. Comey del FBI; el director adjunto a cargo de la oficina del FBI en Nueva York, Diego W. Rodríguez, entre otros investigadores.

«La acusación alega que la corrupción es rampante, sistémica y arraigada tanto en el extranjero y aquí en los Estados Unidos», dijo el Procurador General Lynch. «Se extiende por al menos dos generaciones de dirigentes del fútbol que, como presunta, han abusado de sus cargos de confianza para adquirir millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales», agregó.

Aquella noche en La Bombonera

Y la última gran aparición pública del socio del Grupo Clarín a través de la empresa de medios, fue hace apenas dos semanas, cuando se lo vio en el centro del campo de juego de La Bombonera tras la agresión a los hinchas de River que posteriormente acabaría con la suspensión del partido y la descalificación del Xeneize.
El empresario ingresó a la cancha en medio del bochorno y, vestido con un sobretodo color crema y gorra azul, se lo pudo ver hablando con el veedor de la Conmebol en varias ocasiones, también con Rodolfo Arruabarrena y Agustín Orion.

Burzaco fue uno de los pocos presentes que insistía con seguir jugando el encuentro pese a la terrible agresión que sufrieron varios jugadores millonarios antes de salir a jugar el segundo tiempo.

Sin embargo pocas horas después logró que desde la FIFA llamaran a la organización rectora del fútbol americano para que no se aprobara la continuidad del encuentro en otra fecha, ya que ello entorpecería la organización del negocio televisivo.

Insistió ante el propio Leoz, ahora detenido, que el costo de armar nuevamente la televisación y correr la fecha de los cuartos de final era demasiado alto. Y así logró que el  titular de la CONMEBOL, olvidase la norma que indica que los partidos deben resolverse en la cancha.

A cambio de eso Burzaco influyó para que la sanción a Boca fuese menor.

Cosas de la vida…en ese momento tuvo poder para dejar fuera de juego a uno de los grandes del fútbol mundial. Hoy está prófugo de la justicia.