El STM denuncia festival de nombramientos en la comuna

Manifestó su malestar por “la irregularidad que llevan a cabo algunos funcionarios al pretender impulsar reencasillamientos de personal por fuera de la Junta de Ascensos y Calificaciones”.

El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) manifestó este jueves su malestar por “la irregularidad que llevan a cabo algunos funcionarios” del gobierno de Carlos Arroyo “al pretender impulsar reencasillamientos de personal por fuera de la Junta de Ascensos y Calificaciones”.

En medio de la controversia entre el gobierno entrante y el saliente por las designaciones de personal y en la planta política, el gremio que encabeza Antonio Gilardi advirtió que están “a la firma del intendente” trámites con esas características.

La Junta de Ascensos y Calificaciones, integrada por funcionarios municipales y representantes del STM, analiza los ascensos de personal en base a la solicitud de cada interesado, sus antecedentes, la opinión del personal jerárquico y secretario del área, habilidades y competencias.

Según el sindicato, intentar ascensos por fuera de la Junta “es un avasallamiento a la carrera administrativa, un acto de discriminación que va en detrimento del resto de los trabajadores que presentaron su solicitud y se someten a la evaluación” de ese cuerpo.

El gremio, que declaró el estado de alerta y movilización, solicitó al intendente que “se dejen sin efecto todos aquellos actos administrativos que contemplen reencasillamientos” por fuera de la Junta.

La nota sindical surge luego de que el intendente electo, Guillermo Montenegro, advirtiera que las designaciones de personal que está llevando adelante el gobierno de Arroyo incumple la ley de responsabilidad fiscal, a la que está adherida el municipio y prohíbe los nombramientos en los últimos seis meses de la finalización del mandato. El martes, Montenegro ratificó la intención de llevar el asunto a la Justicia.