El surfista marplatense que se fue a Italia por amor

Maximiliano Bidal dejó las olas de Mar del Plata para apostar a una nueva vida junto a su mujer Valentina Grigoletto, una italiana que llegó a Argentina como turista y se enamoró no sólo de nuestra cultura.

Desde que se conocieron, Maxi y Valentina se sintieron unidos por el amor por los viajes y así fue que la pareja se forjó en la “ciudad feliz”, donde ella decidió quedarse e involucrarse como una más en la sociedad argentina.

Con el paso del tiempo, surgió de manera natural la idea de encarar el desafío de escribir una nueva historia juntos en Treviso, cerca de Venecia. Aunque los dos tenían su trabajo en Argentina, la intención de instalarse en Italia fue tomando forma y se hizo realidad.

Aunque a veces extrañe las olas de las playas marplatenses, Maxi disfruta junto a su chica de la adaptación a un nuevo entorno con el empuje y las ganas de quien sabe que tiene que hacer valer sus aptitudes para abrirse camino en un mercado laboral que ofrece variadas opciones relacionadas con su pasión por el surf.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, Maximiliano y Valentina contagiaron su entusiasmo en una charla en la que mostraron su convicción de poder generar nuevas oportunidades para construir un futuro juntos impulsados por su linda historia de amor.