España: polémica con el Vaticano por los restos de Franco

La vicepresidenta Carmen Calvo, rechazó las palabras del nuncio por «mucho más en un asunto como este que los afecta directamente dado que los restos de Franco están en una basílica».

España anunció hoy que se quejará ante el Vaticano por las declaraciones del embajador de la Santa Sede, Renzo Fratini, quien afirmó que el gobierno de Pedro Sánchez había «resucitado» al dictador Francisco Franco con su decisión de exhumarlo del Valle de los Caídos.

«El Estado Vaticano va a recibir una queja formal por parte del Estado español por una injerencia de esta naturaleza, en las formas en las que se ha producido, en los contenidos, absolutamente impropios de una legación diplomática», afirmó la «número dos» del Ejecutivo español.

Renzo Fratini, quien con 75 años deja su cargo mañana tras una década como representante del Vaticano en España, criticó con dureza al gobierno socialista por su decisión de exhumar a Franco, una medida que da cumplimiento a la ley de Memoria Histórica del país.»Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor», dijo Fratini, en una entrevista con la agencia Europa Press publicada el domingo.

Desde su muerte en 1975, Franco se encuentra enterrado en una cripta en la basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, un templo católico controlado por monjes benedictos, que forma parte de un monumento al fascismo construido por orden del propio dictador, que yace allí junto a los cuerpos de miles de sus víctimas.