Exalumnos Selesianos: esa pertenencia que no se pierde nunca

Hoy 24 de junio se celebra el Día del Exalumno Salesiano y su Centro en Mar del Plata sigue creciendo y dando testimonio de una educación que los distingue por toda la vida.

Dice la historia que cualquier exalumno de Don Bosco conoce a otro en cualquier lugar del mundo apenas cruzadas algunas palabras. Y es que hay algo en la forma de hablar, de tratar al semejante, de priorizar los tonos y los temas que hacen de ese inmenso ejército de quienes pasaron por las aulas salesianas un algo diferente, singular e irrepetible que los identifica y los hermana.

En Mar del Plata el Centro, que funciona en las instalaciones de Rivadavia y Don Bosco, muestra una dinámica de acción por cierto singular. Cientos de exalumnos se reúnen, disfrutan de su compañía y trabajan con un criterio social que también es parte del legado del fundador. Aquella alegría que San Juan Bosco buscaba en sus oratorios, convencido de los valores de la amistad, las artes y el deporte como camino a la virtud, sigue presente en sus colegios, en sus nuevos discípulos y en aquellos que aún pasados los años siguen haciendo de ellos una razón de vida y una militancia.

De ese sentido del compromiso social puede y debe destacarse el Hogar “Mamá Margarita” que nace el 1° de septiembre de 1995 y atiende a niños entre 6 a 12 años, de ambos sexos.

La historia de los Exalumnos Salesianos empieza en 1870 cuando Don Bosco celebraba su santo, el día de San Juan Bautista, y un grupo de sus antiguos alumnos del Oratorio de Valdocco quisieron aprovechar este día especial para agradecerle y ofrecerle un juego de tazas de café, como regalo.

Debido al gran sentido de este día, los Exalumnos de Don Bosco celebran su fiesta el 24 de Junio como una manera de recordar su fundación. Y lo hacen, como no podía ser de otra manera, a los largo y a lo ancho de todo el planeta.

En 1908, gracias al beato Felipe Rinaldi, la Confederación Mundial de Exalumnos aprobó su primer estatuto.

La Confederación Mundial está compuesta por antiguos alumnos (escuelas, oratorios, centros juveniles, etc.) y amigos de Don Bosco que están presentes por todo el mundo, formando el grupo más numeroso de la familia Salesiana.

Esta Confederación Mundial está entrando en un nuevo período de su historia. Los nuevos estatutos, aprobados el 5 de diciembre 2015, están recreando una nueva asociación.

La Presidencia de la Confederación tiene como objetivo desarrollar la Asociación, las federaciones nacionales, las asociaciones locales y sus miembros individuales bajo el lema “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Con este fin se ha preparado el Plan Estratégico 2015-2021. Se pretende lograr un crecimiento cualitativo y cuantitativo con un oportuno proceso de institualización y profesionalización para ser fuertes y funcionales.

Su misión la definen de esta manera: “Poner nuestro saber y competencias, como profesionales laicos, al servicio de nuestros miembros, de la familia Salesiana y de la Sociedad, haciendo realidad el lema: “Honrados ciudadanos y Buenos cristianos”.

Su visión es: trabajar para ayudar a los exalumnos de Don Bosco para que sean “Sal de la tierra y luz del mundo”.

El movimiento de ex alumnos Salesianos se construye sobre los siguientes valores: Vida, verdad, fraternidad, libertad, solidaridad y comunión. “Apoyamos y guiamos a nuestros miembros a vivir estos valores en su vida diaria con competencia profesional, conciencia moral y compromiso social; promoviendo el bien común como indica la Doctrina Social de la Iglesia”.

Y vaya si nuestra ciudad es testigo del resultado que ese empeño ha logrado a lo largo de varias generaciones…