Federico Grabich hizo historia y es finalista en 100m libres en Kazan

El santafesino Federico Grabich se convirtió ayer en el primer argentino en clasificar a una final mundial en 100 metros estilo libre en pileta de 50 metros e irá hoy por una medalla.

Grabich, campeón panamericano en los recientes Juegos en Toronto, terminó tercero en la semifinal con un registro de 48 segundos 20 centésimas, detrás del australiano Cameron McEvoy (47.94) y del chino Ning Zetao (48.13).
«Estar en una final es una locura. Estoy confiado para correr la final. Ya es un orgullo haber llegado y todo lo que venga va a ser de regalo», sostuvo Grabich horas después en diálogo con TyCSports.
El santafesino dijo que «todo el alboroto que se armó me potencia aún más» para buscar una medalla hoy cuando a las 12.05 (hora argentina) se tire a la pileta.
Grabich no se achicó por tener que correr en el andarivel junto al campeón olímpico, el estadounidense Nathan Adrian, al que superó en la semifinal.
Además de los tres primeros y el campeón olímpico, los otros competidores serán el belga Pieter Timmers, el brasileño Marcelo Chierighini, el ruso Alexander Sukhorukov y el canadiense Santo Condorelli, a quien venció dos veces en Toronto.
El casildense había avanzado a semifinales al conseguir el cuarto mejor tiempo, detrás del chino Ning Zetao, el australiano Cameron McEvoy y el local Vladimir Morozov.
La gran actuación de Grabich ratifica su gran presente, luego de ser uno de los mejores deportistas argentinos en los Juegos Panamericanos de Toronto, donde consiguió la medalla de oro en 100 metros libre y la de plata en 200 metros libre.