Fernando Lario: una nueva pista reabre el caso y las esperanzas

Una pista de origen carcelario parece dar un vuelco a la causa que desde hace cinco años tiene en vilo a la familia del arquitecto desaparecido. Cautela judicial y una nueva esperanza.

El arquitecto Fernando Lario, cuyo paradero se desconoce desde el año 2012, podría haber sido víctima de un robo fatal de acuerdo a una nueva pista que investiga el fiscal del caso y que lo llevó a cambiar la carátula.

La causa que lleva el número 15021/12 dejó atrás la ambigua figura de “averiguación de paradero” para asumir con “homicidio en ocasión de robo” una visión absolutamente distinta.

Acerca de la nueva pista solo se supo que dos instructores enviados por la Procuración General colaboran con el fiscal Castro para confirmarla o desecharla. Si bien está en una etapa embrionaria, en caso de consolidarse con algunos indicios más podría producirse la aparición de algún imputado. Por lo pronto solo se tomaron “declaraciones informativas”.

Dado que el origen de la nueva pista sería el ámbito carcelario, se tomaron recaudos y precauciones para obtener más datos, confirmaron fuentes consultadas.

El fiscal Fernando Castro prefirió la cautela “por respeto a la familia”. “Estamos trabajando –agregó- una línea a partir de un testimonio pero no queremos generar falsas expectativas. Se trata de un caso muy sensible y ya la causa ha tenido varias hipótesis que fueron desechándose. Por el momento estamos corroborando información que nos llega a la fiscalía”.

Desde hace poco más de un año, Castro está al frente de la causa cuya carátula es “averiguación de paradero”, luego de heredarla de la fiscalía 8 de María Isabel Sánchez.

Aunque se investigaron varias posibilidades, ninguna descartó a la otra: el suicidio, la desaparición voluntaria, la desaparición forzada o el homicidio. Todas esas hipótesis encontraban algún grado de probable corroboración, principalmente por las peculiaridades palpables en la vida de Lario. Se trata de un hombre que hasta el año 2012 poseía algunas deudas derivadas de su labor como constructor.