Ganando amigos: OAM intima a Arroyo por millonaria deuda

Desde el Consejo Directivo de la Obra Asistencial de Mar del Plata (OAM), denunciaron que la gestión de Carlos Arroyo en el distrito mantiene una deuda millonaria para con la prestadora.

En definitiva, conforme a lo denunciado por la mutual de los trabajadores municipales marplatenses, el monto de la misma asciende a los 17 millones de pesos.

A pesar de la deuda mantenida por la comuna, desde la OAM descartaron la posibilidad de congelar el servicio como medida de fuerza.

De esa manera, consideraron a la deuda como una “conducta irresponsable” de la gestión comunal de Carlos Arroyo. “Ha demostrado que nada le importa la salud de los trabajadores”, señalaron desde la OAM.

En ese marco, desde la mutual que conduce Rubén Pili se presentaron ante la Defensoría del Pueblo del distrito, a cargo de Fernando Rizzi, para que adopte las medidas que la situación requiere.

“El intendente Carlos Arroyo y el secretario de Hacienda Hernán Mourelle no nos reciben, sin explicaciones, ya que siempre recurrimos a las vías del diálogo y agotamos las instancias administrativas”, denunció Pili. En tanto, remarcó que “actualmente la deuda del municipio con OAM asciende a los 17 millones de pesos. Es un arrastre de mes a mes que genera un faltante de dinero para afrontar los servicios que brindamos como mutual”.

Asimismo, Pili remarcó que “los dirigentes de la mutual no están para restringir los servicios a nadie como consecuencia de las conductas irresponsables del municipio, que ha demostrado que nada le importa la salud de los trabajadores. Por eso seguiremos dando pasos adelante en nuestro reclamo ante el municipio”.

Por su parte, Rizzi indicó que la Defensoría busca “fortalecer el reclamo y evaluar la forma de resolución a la brevedad”.

Una de las medidas con las que buscarán el reconocimiento de la deuda, como primer paso para avanzar en saldar la misma, será presentarse ante el Concejo Deliberante del distrito y solicitar que los 17 millones adeudados sean reconocidos en el Presupuesto 2018.

De esta manera, la gestión de Arroyo suma un nuevo problema a una gestión con varios altibajos y que hasta llegó a sembrar malestar en la propia Gobernación bonaerense.