Gremio se quedó con la ilusión de Lanús en la final de la Libertadores

Lanús no pudo cumplir con el sueño máximo de consagrarse campeón de la Copa Libertadores por primera vez en su historia, esa que con su triunfo por 2 a 1 le permitió a su rival, Gremio, inscribirse como su ganador por tercera vez.

Gremio salió a jugar de igual a igual y sorprendió a un Lanús que no logró hacerse dueño de la revancha. Los brasileños se mostraban peligrosos en ataque y aprovecharon un grosero error de José Luis Gómez para abrir el marcador con Fernandinho después de una enorme corrida desde la mitad de la cancha que terminó con una gran definición. Iban 26.

Un tiro libre de Maximiliano Velázquez exigió por primera vez al arquero Marcelo Grohe y antes del primer tiempo la visita dio el segundo golpe con un golazo de Luan, a los 41. Lucas Barrios estuvo cerca del tercero y la última antes del entretiempo la tuvo Román Martínez, pero remató desviado desde una buena posición.

Lanús iba en el complemento, sin ideas. Gremio decidió tirarse demasiado atrás y aguantar la ventaja. No pasaba nada, pero a los 25 Lautaro Acosta se metió en el área, le hicieron penal y José Sand descontó.

A los 37, Gremio se quedó con la 10 por la expulsión de Ramiro (pareció exagerada la decisión del árbitro Enrique Cáceres). Luan tuvo el tercero, la quiso picar y la tiró afuera. El equipo argentino no encontró la manera de inquietar en los últimos minutos y así se le fue la ilusión…