Guadalupe Mata y su arte que se abre paso sin fronteras

La joven artista marplatense que vivió parte de su niñez y adolescencia en España aseguró que escribir poemas y pintar la ayudaron a expresar sus sentimientos a flor de piel en su etapa de inmigrante junto a sus padres.

Como tantos chicos que tienen que cambiar de colegio o mudarse por razones familiares, Guadalupe tuvo que emigrar a España a los 8 años por cuestiones laborales de sus padres. Así fue que para buscar mejores condiciones económicas, la familia Mata se instaló en Almería dentro de la comunidad de Andalucía.

Aquella niña que dejó atrás su Mar del Plata natal, tuvo que adaptarse a un ritmo de vida diferente, conoció otra cultura y empezó a abrir su corazón al arte como una posibilidad de expresar sus emociones de manera fluida.

MATA GuadalupeImpulsada por su profesor de literatura, Guadalupe Mata empezó a escribir tímidamente y con el tiempo comenzó a sentirse cada vez más a gusto con la idea de mostrar su arte.  No sólo ganó concursos de Cuento y Poesía sino que también descubrió el fascinante mundo de la pintura. De hecho, en su primera exposición llamada “En busca de paisajes”, se vendieron casi todos sus cuadros.

Cuando sentía que estaba cómodamente instalada en España, la situación laboral de sus padres no era la ideal y empezó a rondar la chance de una decisión que era inminente: emprender el regreso a Mar del Plata. Y fue en ese momento que llegó una gran catarsis creativa.

Justo el último día de la familia en Almería, Guadalupe recibió la noticia de que había ganado el primer premio de su poemario “Como agua entre los dedos” en el XI Certamen Literario Federico García Lorca del IES Santa Engracia Linares, en el que explicaba todo el proceso que había pasado desde la ida a España hasta el hecho mismo de volver a la Argentina.

Tras el retorno al país, se reinsertó en el colegio secundario y -lejos de desanimarse- demostró día a día que supo capitalizar su movilizante experiencia en el exterior para seguir explorando diversas ramas del arte con gran talento y sensibilidad.

A cinco años de haber vuelto a Mar del Plata, Guadalupe Mata (21) disfruta de su presente y trabaja de manera incansable en distintos proyectos artísticos, además de dar clases de dibujo y pintura.

En su visita a Radio Brisas en el programa Un Lugar en el Mundo, conducido por la periodista Florencia Cordero, la incansable artista marplatense compartió sus vivencias en una cálida charla en la que quedó demostrado que su condición de inmigrante durante una etapa clave de su vida terminó potenciando sus condiciones artísticas.

guadalupe mata y florencia cordero

Fuente: Un Lugar en el Mundo