Hace 60 años Al Ver Verás hizo historia con su «dream team»

Por José Luis Ponsico (*)Hace 60 años un grupo de chicos llegados desde La Plata convirtieron al humilde club de barrio en la sensación del fútbol marplatense. El sueño de los más humildes.

 

José Luis Ponsico

En momentos donde la tevé ocupa casi todos los espacios culturales, el «chupete mecánico» que transformó en emisor, lugares comunes, donde los pibes saben más del «Muñeco» Gallardo, Tinelli, «Pampita» que sobre Domingo Faustino Sarmiento, Martín Guemes, hoy nombres de calles.

Aquí, un club modesto de «La Feliz» a punto de celebrar una hazaña inolvidable hace 60 años: Al Ver Verás el club de la «Estación Vieja», apunta al recuerdo de una aventura que funcionó como un cuento de hadas. Muchachos jóvenes en la conquista de Mar del Plata. Conquistadores de mares … Quizá.

En 1961  inspiración de varios socios del club fundado en junio del´44, sede en la casa de uno de ellos, calles Alte. Brown y Chaco o por ahí, cerca del domicilio histórico del gran periodista Mario Trucco, el Club Deportivo Al Ver Verás produjo el acontecimiento memorable. Mar del Plata, 350 mil habitantes.

Los históricos colores verde y rojo del club

Recién ascendido de Segundas de Ascenso, tiempos de Ministerio de Obras Públicas, Colegiales de Pompeya, idas y vueltas de Gral. Mitre, San Isidro, Gral. Urquiza, Talleres del Puerto, Los Andes, Libertad y Deportivo Norte, en zona norte, Al Ver Verás contrató a un entrenador romántico.

Llegó de inferiores de Estudiantes de La Plata, Alberto Viola, querido «Mocho» -tenía un «muñón» en el brazo derecho, consecuencia de un accidente- no tan famoso como el «Manco» Castro, notable 8 de la selección de Uruguay que ganó el Mundial del 30 en Montevideo. Su mano cortada por una sierra.

Con Viola, compañero de Roberto Sbarra, «5» de aquél Estudiantes inolvidable, tiempos de  estudiantes universitarios los que hacían experimentos con roedores -de ahí los «pincharratas»- Sbarra luego DT de Independiente campeón en AFA. Primera división 1960. Viola trajo a unos 15 futbolistas.

La idea, artífices en la memoria, nombres y apellidos Mario Palena, Isabelino González, apodado «Mulato»; Antífora, Rondinara, entre otros, hicieron contacto con Viola, ex lateral derecho de Estudiantes, Inolvidable equipo .

Alberto «Mocho» Viola: desde Estudiantes a la historia de Al Ver Verás

«Los Profesores», ataque inmortal 1931: Lauri, Scopelli, Zozaya, «Nolo» Ferreira y Guaita. De 105 goles en el comienzo del profesionalismo. El torneo de AFA lo ganó Boca, gran equipo, también sobresalían Roberto Cherro, luego Francisco Varallo, Fleitas Solich, Ludovico Bidoglio Juan Evaristo, los recordados.

Con 21 años llegaron -Estudiantes no les hizo el primer contrato- Rubén Lucangioli, arquero que hizo escuela en «La Feliz» 15 años Primera. Delgado, 1.83 estatura. Inteligente. Refuerzo en San Lorenzo Nacional del 69 «El Gráfico» lo calificó con un «10». Uno a uno contra Independiente, en Avellaneda.

El autor de éstas líneas. una cobertura para el diario «La Capital», remitió desde Télam, un adelantó la actuación del popular «Luca». Pareció exageración a quiénes no habían visto el partido en la cancha de Racing, donde Independiente hizo de local contra San Lorenzo marplatense.

Lucangioli produjo el milagro de uno a uno final, siendo que del DT. Alfredo Cortés guardó a dos titulares, figuras de su equipo, Norberto Eresuma, Osvaldo Mosconi, entre otros; a las 72 horas definía en Mar del Plata contra Kimberley el torneo local.

El gol de San Lorenzo, Carlitos Miori, tiro libre desde la derecha, zurdazo bajo que se coló en el primer palo del legendario Miguel Angel Santoro. Miori, uno de los mejores punteros izquierdos de su época, con el don de su pegada. Fuerte. Un latigazo.

Rubén Lucangioli: desde aquel refuerzo a la historia del fútbol local

Sigue Al Ver Verás, en la defensa Leandro Casanueva, el más grande, llegó con 34 años. En el 52, 53 hizo pareja con un joven correntino, José María Silvero. Estudiantes descendió con Casanueva y Silvero. Camada del «Vasco» Juan Urriolabetia. Que en el 57 pasó a River.

El resto, todos pibes. Miguel Alaniz, Delfor Lorenzo, Horacio «Zorro» Diez, ex Gimnasia y Esgrima, como mediocampista Osvaldo Raffo, hermano de Norberto Raffo, célebre «Toro», ex Independiente, Bánfield y consagrado en Racing a pedido de Juan José Pizzuti.

Otros destacados, Néstor «Pato» Lauge, 19 años, puntero izquierdo, también bajaba, organizador. Zurdo, habilidoso. De selección. El «10» Omar Trovero, quizá el más talentoso. Juego fino. Con ellos, Miguel Angel Parra, entrerriano, nacido en Concepción del Uruguay. En el 62, selección local.

Mario Ortega, valor destacado, como Horacio Diez llegó de Gimnasia y Esgrima La Plata. Sin olvidar a Omar Alonso ex Atlético Mar del Plata. Délfor Lorenzo, 32 años, estirpe del rudo Casanueva, Lorenzo ex «Pincha», llegó de Mendoza. Otros platenses Juan Carlos Ciancio, Omar Nieto y Pedro Juárez.

El «Mocho» Viola los entrenaba en La Plata entre semana. Viajaban el viernes y volvían el domingo. El dream team ganó el torneo de punta a punta. Fueron 17 victorias y cinco empates. Todavía existía  el viejo estadio del Club Quilmes, Colón y Marconi. Al Ver Verás recaudó más de un millón de pesos.

Los pasillos del humilde club son testigos de su rica historia

El 9 de octubre venidero dos generaciones de periodistas se reunirán para evocar viejos tiempos. No mantiene relación con los festejos de Al Ver Verás previstos para noviembre. Sí, en cambio pintarán un cuadro de los comienzos de los 60.

Mar del Plata ya tenía como protagonista destacado en la música ciudadana al gran Astor Piazzolla, en la televisión brillaba el Negro Guillermo Brizuela Méndez, el niño prodigio Guillermo Vilas ganaba en Infantiles en el Club Náutico.

Liderados por el «prócer» del periodismo marplatense, Mario Trucco, el 9 estarán Vicente Ciano, Oscar «Coqui» Gastiarena, los hermanos Carlos «Pocho» y Jorge Palumbo, Andrés Soto, Julio Petrarca, Eduardo Cao, Eduardo Zanoli, Agustín Arias y la generación siguiente.

Desde José Luis López, Hugo Alfonso, Juan Carlos Morales, Armando Fuselli, Julio Héctor Macías, bajo la batuta de uno de los coordinadores, naturalizado marplatense, Alfredo Pelaez, ex «El Atlántico» y virtual organizador y el que escribe  Tiempos también de los tiempos de Blackie (Paloma Efron)

Se trata de «Volver a vivir». En un tiempo donde los Medios masivos sólo se ocupan de la actualidad, a veces asfixiante. Dejando atrás el valor de la Historia y sus protagonistas. No hace mucho el «Nene» José Sanfilippo, 86 años, goleador del siglo XX, decía:

«El periodismo deportivo de éste tiempo, todos muchachos jóvenes que vieron fútbol a partir de los 80, ignoran la historia. Si tuvimos a Maradona, hoy a Messi, es porque tuvimos al «Cabezón» Sívori. Se perdió la curiosidad por saber que antes hubo un país mejor y un fútbol de grandes», comentó.

«Hice 400 goles, 200 entre 1954 y 1966, a nadie interesa de los habituales panelistas que tienen los canales deportivos. Una competencia de jóvenes que parecen galanes de televisión y juegan a  los números tácticos. Debe existir algún video de René Pontoni, empezaría por ahí», pegó el «Nene»

 

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur y La City.com.ar