Hasta los catalanes nos protegen de la imprudencia local

La justicia catalana suspendió hoy la apertura de nuevas «embajadas» del gobierno de la Generalitat en Argentina, algo que había despertado muchos debates.

La decisión fue adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya tras una presentación del gobierno español que argumenta que su finalidad era promover las tesis independentistas en el extranjero.

La Justicia suspendió hoy de forma cautelar la apertura de nuevas «embajadas» del gobierno catalán en Argentina, México y Túnez, después de que el gobierno español argumentó que su finalidad era promover las tesis independentistas en el extranjero.

La decisión fue adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que admitió a trámite un recurso presentado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español contra un decreto aprobado en junio por el gobierno del secesionista Quim Torra, por medio del cual se crearon tres nuevas delegaciones catalanas en el exterior.

Concretamente afecta las representaciones en Argentina, México y Túnez, para las que el gobierno catalán ya había designado delegados.

En el caso de Buenos Aires, el elegido era David Poudevida, presidente de un foro de empresarios independentistas, cuya misión tenía un rol estratégico en toda Sudamérica.