Homenaje a Rottemberg con un claro mensaje a Arroyo y Mourelle

Mientras el intendente y su Secretario de Hacienda insisten en quitar exenciones a los teatros, los concejales -propios y extraños- agasajaron al empresario en claro anticipo de lo que viene.

Tras 40 años de trayectoria en el ámbito teatral de la ciudad y el país, Carlos Rottemberg fue homenajeado por el Concejo Deliberante y declarado Visitante Notable de Mar del Plata. Emocionado por el reconocimiento, agradeció la distinción y recibió halagos por parte de los funcionarios y concejales presentes.

“Cuando me enteré que esta iniciativa surgía de una espacio que es tan caro de los sentimientos de todos los ciudadanos, que es el Concejo Deliberante, inmediatamente dije que me digan cuándo y ahí iba a estar”, señaló el productor teatral minutos antes de que comience el acto de esta mañana en el recinto.

Agradecido con una Mar del Plata que “siempre” lo ha tratado “muy bien”, Rottemberg recordó con nostalgia aquellos años en los que, siendo tan solo un adolescente, arribó a la ciudad para ver “de qué se trataba esto de los teatros”.

“Siempre cuento una anécdota. Yo llegaba a Mar del Plata y paraba en un hotel que sigue existiendo, el Hotel Corbel. Como me veía entrar y salir, el conserje me preguntó qué estaba haciendo en la ciudad. Y le conté que estaba queriendo inventar un teatrito y él llamó a su casa, a su señora Luisa, a quien acompañó a comprar una tela con la que me cosió lo que fue mi primer telón”, aseguró.

Y siguió: “La mujer también me presentó a su hijo y su hijo fue el primer boletero. Hace cuarenta temporadas que trabajamos juntos y hoy es el apoderado de la empresa. Ese es solo un pequeño ejemplo para reflejar lo que yo siento por Mar del Plata”.

Para el empresario, en la ciudad no solo generó recuerdo profesionales sino también personales, dado que solía vacacionar en la ciudad. “Vine y me quedé ligado con la ciudad, como le pasó a tantos argentinos”, confesó.

Por otra parte, reconoció también los “momentos difíciles” por los que la actividad teatral pasó en sus 40 años de trayectoria en el ámbito.

Consultado sobre cómo logró permanecer pese a los obstáculos, contestó: “Como tantas pymes que se han sostenido y tantas iniciativas privadas que han logrado ir sorteando las épocas. Acá nosotros tenemos la ventaja de tener una actividad pública como es el espectáculo artístico, pero no nos diferencia de aquél que tiene hace veinte años una mercería, si no parecería que el teatro fuese un plato volador diferenciado de todo el resto”.

“Si me tengo que preguntar cómo fue diría que a veces (la actividad) fue retrocediendo, como ocurrió el año pasado, cerrando tres salas justamente para poder recuperar fuerzas; teniendo que desprenderme de un teatro, como el Teatro Corrientes hace cuatro años, cuando mi lema siempre fue construir teatros. Con mucho dolor tuve que pensar con la cabeza y no con el corazón”, señaló.

Eso sí, aclaró: “Si yo tuviese que desprenderme porque fuese inviable mi empresa teatral, de lo que no me voy a desprender es de seguir eligiendo Mar del Plata”.

En la ceremonia estuvieron presentes el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Saenz Saralegui; la concejal e impulsora del homenaje, Vilma Baragiola; la presidente del Emtur, Gabrierla Magnoler; la secretaria de Cultura, Silvana Rojas, entre otros concejales y funcionarios.