Hong Kong: las protestas ya son rebelión popular

Cientos de personas interrumpieron el servicio de trenes en la hora pico de la mañana, en una continuidad de las protestas contra una ley de extradición y por más derechos políticos.

 

Cientos de manifestantes hongkoneses desafiaron nuevamente hoy las advertencias chinas e interrumpieron el servicio de trenes en la hora pico de la mañana en el centro financiero internacional, en una continuidad de las protestas de las últimas semanas contra una polémica ley de extradición y por más derechos políticos.
Los activistas impidieron que los trenes salieran bloqueando las puertas mientras que otros hacían sonar alarmas de emergencia entre una multitud de pasajeros atrapados en las plataformas.La medida sorpresiva afectó significativamente el funcionamiento del servicio público y obligó a cientos de personas a salir de las estaciones en busca de una vía alternativa de transporte, informó la agencia de noticias Europa Press.

Lo que comenzó hace tres meses como una serie de manifestaciones contra el controvertido proyecto de ley que facilita la extradición a China, por la vulneración de derechos que implica, se convirtió en una cadena de protestas contra el gobierno local y su relación con Beijing.