Impactante acto en Villa Reynols por el piloto muerto en maniobras

Recogimiento y dolor en el homenaje al fallecido capitán de la Fuerza Aérea Gonzalo Britos Venturini, fallecido en un accidente aéreo que pudo ser evitado. Preguntas y dudas sin respuesta. 

 

Un accidente aéreo registrado el miércoles por un avión militar en un establecimiento rural de Villa Valeria sacudió al sur de la provincia de Córdoba y poco después desde la Fuerza Aérea confirmaron que el piloto, que había logrado eyectarse, perdió la vida en el siniestro.

Según da cuenta el sitio informativo puntano El Diario de la República, el piloto fue identificado como Gonzalo Britos Venturini y se trasladaba a bordo de un avión de combate McDonnell Douglas A-4AR C-295 en el momento en que registro el imprevisto que motivó su eyección.

Esta mañana una formación de honor en Villa Reynolds, la base sede del comando en la provincia de San Luis, rindió homenaje al piloto muerto, en medio de un hondo dolor de familiares y compañeros de arma, especialmente los que compartían la escuadrilla con el protagonista del luctuoso acto.

Tal como es costumbre en estas ceremonias una formación de tres aeronaves, similares a la siniestrada, cruzó el cielo de la base. En un momento determinado uno de los aviones sale de la formación y se eleva hacia el infinito, representando la ascensión de Britos Venturini a su encuentro con Dios.

Entre los asistentes, más allá de la tristeza y la angustia, se repetía sin cesar la pregunta que millones de argentinos se hacen desde mucho tiempo atrás: ¿es razonable que nuestras fuerzas armadas sigan padeciendo el desfinanciamiento y el abandono a los que las someten los gobernantes de una nación que no les reconoce su lugar fundamental en el destino de la patria?.

Y el silencio y la indiferencia siguen siendo la única respuesta…

Las escenas del acto en Villa Reynolds: