Imponente movilización, duras críticas y otra oferta rechazada

RedacciónCon la participación de delegaciones de toda la provincia los municipales protestaron frente a la comuna. Tras una nueva reunión con funcionarios no hubo acuerdo. Habrá paro.

Si los municipales marplatenses querían dar una demostración de fuerza al gobierno municipal no hay duda que lo lograron.

La presencia de las máximas autoridades de la Federación de Sindicatos Municipales potenció el alcance de la protesta y apuntó a la provincialización del conflicto a la espera de una intervención directa del gobierno de Vidal para poner fin a lo que hoy parece instalarse como una situación sin solución a la vista.

El presidente de la Federación  Rubén García, aseguró que el intendente Carlos Arroyo “ha sido desgastado por su propia interna” y que “hoy hay un comisario económico en Mar del Plata”, en referencia al secretario de Hacienda, Hernán Mourelle.

“Los trabajadores tienen un conflicto largo, un Ejecutivo insensible, provocaciones diarias. En paritarias ofrecen casi 20 puntos menos de lo que es la inflación anual”, mencionó.

“Me parece que el sindicato tiene una conducción madura y los inmaduros son los funcionarios locales, que viven permanentemente provocando a los trabajadores municipales”, agregó.

Antes Antonio Gilardi, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales local, había dejado un duro discurso en el que recorrió las diferentes instancias de la negociación trunca, acusó al gobierno de Arroyo de «tomarle el pelo» a los trabajadores, criticó el capricho de Hernán Mourelle empecinado en confrontar con todos los sectores de la vida política, laboral y social de la ciudad e instó a los municipales a continuar la lucha hasta las últimas consecuencias hasta conseguir una oferta salarial que cubra la realidad de una inflación «que no decimos nosotros sino que es reconocida por los mismos economistas del gobierno y que este año llegará al 47%».

El Sindicato acordó realizar mañana un paro de 24 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo. Lo hizo después de que su secretario general, Antonio Gilardi, fuera recibido por funcionarios municipales en el marco de la movilización que hoy realizaron los trabajadores en reclamo de una nueva oferta de recomposición salarial.

El secretario general del sindicato fue recibido junto al titular de la Federación, Rubén García, por el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; el subsecretario legal y técnico, Gustavo Gil de Muro, y su par de Seguridad, Marcelo Lencina.

“Un paro es otra medida contundente”, respaldó García, y advirtió que si no se soluciona el conflicto lanzará un paro en todos los municipios de la provincia en respaldo de los trabajadores marplatenses. Esta decisión provincializa la lucha de los trabajadores de General Pueyrredón y se convierte en un mensaje directo a la gobernadora María Eugenia Vidal para que intervenga en la solución de la cuestión como ya lo hiciese en otros problemas irresueltos por la cuestionada gestión de Arroyo.

La «nueva» propuesta del gobierno de Arroyo

El Ejecutivo propuso un aumento salarial de 12% en diciembre y de 20% en marzo. “Con lo cual, estamos hablando de un incremento interanual de un 50% en el sueldo de los trabajadores”, dijo Vicente, y aseguró que “el municipio está haciendo el máximo esfuerzo”.

“La propuesta tiene razonabilidad y cierta cercanía con lo que ha sucedido en otros ámbitos y municipalidades” sostuvo, sin aclarar entonces porque se esperó al estallido de la protesta para igualar la oferta de otras jurisdicciones. Sin agregar que desde el primer ofrecimiento -el 7/8% más un fijo de $ 2.500 a cuenta de futuros aumentos- se afirmó que «era lo máximo que el municipio podía pagar» lo que a todas luces queda desmentido con la flamante y rechazada alternativa.

Otra prueba más de la irresponsabilidad oficial y la impericia en el manejo de la crisis.