Inflación: en julio se convirtió en el gran enemigo de Cambiemos

Pese a los pronósticos, la inflación de último mes superó el 2%. En el momento menos adecuado el problema que golpea a los sectores más débiles se convierte en el peor escollo de campaña.

Los equipos económicos del FR y GEN, integrantes de “1PAIS”, encabezados por el diputado Marco Lavagna junto a bloques de diputados de Libres del Sur y el partido Socialista, entre otros, informaron que la inflación en el séptimo mes del año alcanzó 2,1 por ciento, mostrando en lo que va del año un alza del 14 ciento.

Las principales subas del mes estuvieron explicadas por atención médica y gastos para la salud (subas en prepagas), transporte y comunicaciones (aumentos en naftas y taxis), otros bienes y servicios (cigarrillos) y esparcimiento.

En términos interanuales, la inflación se ubicó en 22,9 por ciento, nivel similar al que mostró a mediados de 2013. Más importante aún, es posible que este nivel de aumento interanual en los precios se acelere en los próximos dos meses.

Independientemente de la dinámica puntual de julio, lo más preocupante en materia de suba de precios sigue siendo la dinámica de Alimentos y medicamentos, ya que golpean con mayor fuerza a jubilados y sectores medios y bajos. Estos rubros continúan mostrando subas interanuales en torno del 22 por ciento, pero en los últimos 20 meses acumulan alzas en torno del 60 por ciento (alimentos) y 75 por ciento (medicamentos).

En este sentido, reafirmaron que la lucha contra la inflación aún está lejos de ser ganada, y hacerlo es absolutamente central ya que es el principal problema de la economía argentina. Pero hacerlo implica abordar el problema de manera integral, y no con compartimentos estancos, para lograrlo al menor costo social posible.