Informe Especial: donde no llega la política aparece el Ejército

RedacciónLas inundaciones que afectan al Chaco y a otras provincias han dejado en la calle a más de 8.000 personas. La ausencia de la política abrió paso a la acción social del Ejército.

En tiempos electorales cualquier contingencia climática que afecte a la sociedad se convierte en el perfecto escenario para la sobre actuación de los políticos. Allí aparecen, siempre oportunamente acompañados por fotógrafos y camarógrafos, para mostrar la falsa cara de la solidaridad: generalmente su inacción y la corrupción endémica a la propia actividad son los grandes responsables del drama que afecta a la gente más humilde y a los productores agropecuarios.

El desastre natural que por estas horas afecta al norte argentino, con epicentro en la provincia del Chaco, ha representado hasta ahora la necesidad de evacuar a más de 8.500 argentinos, además de representar una millonaria pérdida que se sentirá sin duda alguna en la economía de este año 2019. En esa provincia y en Santa Fe hay cultivos como el algodón, la soja y el maíz que registran pérdidas que van desde el 60% al 100%, mientras más de 300.000 cabezas de ganado corren por estas horas serio riesgo de muerte.

Ante este panorama ha sido el Ejército Argentino, con los escasos medios que el estado pone a su disposición, quien se ha colocado mano a mano con la gente para tratar de aliviar una situación que debió se prevenida y resuelta hace muchos años por quienes ejercen el poder político de la nación y de los estados provinciales.

La propia fuerza lo ha narrado a través de un video que muestra lo desesperante de la situación:

Mientras tanto los productores, que ven desaparecer todo su esfuerzo bajo la fuerza arrolladora del agua, saben que los verdaderos responsables se esconden en sus cómodos despachos disfrutando del dinero de todos que, en vez de ser asignado a la obras que terminarían definitivamente con el recurrente drama que ahora se agrava como consecuencia del cambio climático y la pérdida de capacidad de escurrimiento de las tierras, se pierden por los caminos de la burocracia, la demagogia, el clientelismo y la corrupción.

La palabra de uno de los afectados, en un in crescendo de dolor y bronca, es demostrativa de la impotencia de quienes reciben la indiferencia y el desprecio como retribución a toda una vida de trabajo con todo el esfuerzo y sacrificio que significa la vida del hombre de campo:

Las imágenes que describen la situación en la zona son el complemento exacto para que el lector entienda lo que están pasando nuestros hermanos del Chaco, Corrientes, Santa Fe y zonas aledañas de nuestro castigado y empobrecido norte. Y el trabajo del Ejército Argentino para asistir, socorrer y resolver aquello que el estado abandona:

Realidades de una Argentina que debe comenzar a mirar a sus FFAA como parte de las soluciones y no de los problemas. ¿Porqué si a ellas podemos recurrir para la asistencia social no podemos hacer lo mismo cuando se trata del narcotráfico, la creciente delincuencia y la inseguridad en la que viven los argentinos?.

Solo se trata de entender que siempre, y en toda circunstancia, ello debe ser conducido y controlado desde el estado y en el marco del respeto al orden legal.

Algo que los políticos parecen haber dejado de lado hace mucho tiempo…..