Jones Huala en libertad y con ganas de malonear

Esta tarde abandonará la cárcel en Chile y su madre anunció que vuelve a la Argentina para retomar la jefatura de la RAM en su carácter de lonco. Vecinos de Villa Mascardi piden protección.

 

Isabel, la madre de Jones Huala, confirmó que su hijo “esta tarde” será liberado en declaraciones a Radio Rivadavia, y dijo que de inmediato “se tramitará” el regreso del líder mapuche a la Argentina. «Hace un año que tendría que haber estado en libertad condicional”, afirmó Teresa, tras precisar que su hijo fue «acusado de haber incendiado una casa, pero sin pruebas» y terminó detenido.

Esta tarde, el máximo referente conocido de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), será liberado en medio del temor de los vecinos de Villa Mascardi donde dicha organización encabezó varios ataques incendiarios en Río Negro, Neuquén y Chubut.

La Cámara de Apelaciones de Temuco ayer hizo lugar al recurso de amparo presentado por la defensa del líder mapuche que desde noviembre pasado venía reclamando el beneficio, mientras cumplía en el país trasandino una condena a nueve años por haber participado en 2013 del incendio de una propiedad privada en el campo Pisu Pisue, cerca de Valdivia.

Huala, según indicó su madre abandonará esta tarde alrededor de la cuatro el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco donde se estuvo detenido, tras haber sido condenado el 21 de diciembre de 2018. En ese sentido, Isabel manifestó que a su hijo “le habían inventado causas” sobre las que la justicia “no tenía pruebas” por lo que su defensa hace dos semanas “hizo una presentación para pedir la libertad”.

Vecinos de Villa Mascardi piden protección de Gendarmería

Ante noticia que asegura que la justicia chilena liberará al máximo referente conocido de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), Facundo Jones Huala, los vecinos de Villa Mascardi expresaron su temor. El presidente de la junta vecinal de Villa Mascardi Diego Frutos denunció «ataques terroristas» por parte de la RAM aseguró que ante la situación siente “desesperación” y “un angustia total”.

“Sabíamos que podía a suceder, pero no tan pronto», afirmó tras la liberación del líder mapuche. «Estamos solos, no tenemos la asistencia del Estado. Es obvio que se va a venir a instalar acá, y todas esas amenazas que venía emanando desde la cárcel las va a hacer efectiva”, anticipó Frutos, quien describió haber recibido reiteradas golpizas por parte de la familia Hualas, y hasta el incendio de su propiedad.