Con José «Pepe» Suárez se va parte de nuestra historia

El creador de «Amigos», lugar mítico de la gastronomía marplatense, se va dejando tras de sí miles de anécdotas, recuerdos y ejemplos de su bonhomía y su capacidad para acercarse al otro.

«Los amigos de mis amigos, son mis amigos», fue la mítica frase con la que inmortalizó un lugar que quedará por siempre incorporado a la memoria gastronómica de todos los marplatenses.

El árbitro, dirigente de Aldosivi y emprendedor gastronómico José Francisco “Pepe” Suárez, reconocido por su restaurante “Amigos” por el que pasaron cientos de famosos, falleció en las últimas horas a los 80 años, según confirmaron fuentes de su entorno.

Durante cerca de 40 años su local ubicado en Garay 2280 reunió a destacadas figuras del deporte, la política y el espectáculo. A “Pepe” lo conocía “todo el mundo” y por eso la triste noticia de su fallecimiento a raíz de complicaciones en su salud generó una fuerte conmoción en la ciudad.

Diego Maradona. Alberto Olmedo. Susana Giménez. Marcelo Tinelli. Jorge Porcel. Artistas, futbolistas y periodistas. Cientos de famosos de la Argentina pasaron por el restaurante. Lo atestiguan las fotos que en abril de 2019, debido a la crisis económica generada en la anterior gestión de gobierno, bajaba con tristeza al tener que cerrar su histórico local el propio José Francisco Suárez, un asturiano que desembarcó en Mar del Plata y marcó un hito en la gastronomía en las últimas décadas.

La historia de “Amigos”, de la mano de “Pepe” Suárez, se empezó a escribir en el Puerto. Allí tuvo su primer local y se abrió camino dentro de la oferta gastronómica de la ciudad.

“Amigos” fue un clásico marplatense y un punto de reunión en el que coincidían personalidades de diversos ámbitos. Con impronta futbolera, era común ver a jugadores y dirigentes cenar en el local. También era un lugar frecuentado por los elencos de teatro luego de las funciones. “Pepe” siempre estaba ahí, para recibir a la gente con un gesto amable y cordial.

“Fotos, debo tener más de 600”, contaba Suárez a LA CAPITAL hace unos años al compartir una anécdota con Diego Maradona. “Me debe una paellera”, revelaba. “En una oportunidad, estuvo en Punta Mogotes por una actividad y después se quedó unos días descansando. El último día les hice una paella, eran como 20. Y después de comer se la llevó. Es un honor para mí”, relató.

Suárez fue también árbitro de fútbol y dirigente de Aldosivi. Llegó a Mar del Plata en 1971 y empezó a construir su historia que también fue la de Amigos. “La principal satisfacción que me llevo es el reconocimiento de la gente. Yo camino mucho y a donde voy, me saludan con una sonrisa”, resaltaba.

Fuente: La Capital