El número de evacuados y lenta mejora complican las cosas

Aunque todos coinciden en afirmar que lo peor ya pasó y además el agua ha bajado considerablemente, la situación de los evacuados sigue siendo preocupante y se demora su retorno al hogar.

El mal clima persiste en la ciudad pese a que la lluvias registradas a lo largo de lo que va del domingo no presentaron la misma intensidad de las vividas en la tarde del sábado. El número de evacuados disminuyó levemente, ya que de las 108 personas que debieron ser asistidas por Desarrollo Social municipal, cerca de 100 aún se encuentran imposibilitadas de regresar a sus hogares.

Según indicaron desde el área municipal, la baja se registró en la sociedad de fomento del barrio San Jacinto, donde, por el momento sólo reciben contención 20 personas.

En el Centro de Desarrollo Infantil Pueyrredon, en tanto, el número sigue manteniéndose en 80, pese que “muchas personas quieren volver a sus viviendas, sobre todo, por temor a robos”, indicaron, al tiempo que aseguraron que “estos miedos son muy normales” en situaciones de crisis.

Señalaron, a su vez, que se encuentra analizando la posibilidad de trasladar 30 personas del CDI a la sociedad de fomento de Fortunato de la Plaza con el objetivo de que estén “más cómodos”.

De todas maneras, aseguraron que las familias no podrán volver a sus hogares hasta que se verifique que los mismos se encuentren “con las condiciones de seguridad necesarias”.

Cerca de las 18 horas, el equipo volverá a reunirse con el intendente Carlos Fernando Arroyo donde se evaluarán los pasos a seguir en función de los nuevos partes del Servicio Nacional Meteorológico.