La dictadura de Maduro hasta quiere desplazar a Hugo Chávez

Por Ángel Marciano Gómez  desde Caracas (*) –  Cuando me llamo Adrián Freijo, alarmado por la crisis en nuestro país, sentí necesidad de escribir para ayudar a los argentinos a entender lo que está pasando.

Desde la convocatoria a Constituyente selectiva, los candidatos no representarán partidos políticos sino corporaciones digitalizadas por el dictador, se aprecia un deterioro institucional muy grande.

Nicolás Maduro termino de quitarse máscaras y disfraces y asumió su condición de Dictador que gradualmente ha venido construyendo en los últimos 3 años.

Sueña con desplazar a Hugo Chávez del ideario revolucionario. Él se cree más macho que el Teniente Coronel y por eso compro a unos 50 generales, almirantes y brigadieres del alto mando militar

Tienen piedra libre para todo tipo de abuso, especialmente robarse todo de los organismos que manejan.

La mayoría de los ministros, viceministros directores generales de organismos descentralizados, etc., son militares en actividad. Lo que está expresamente prohibido por la Constitución.

De tal forma que la lucha en las calles con la oposición es brutalmente despareja a favor de la dictadura.

Resulta heroico, increíble que hombres y mujeres de todas las edades de todo el país todos los días salgan a ejercer su protesta con las manos limpias, con pequeños carteles y un corazón enormemente democrático.

Sin duda Adrián me llamó, porque su sentimiento solidario lo llevo hasta a ofrecerme su hogar por si deseo emigrar transitoriamente. Y es que está sintiendo en carne propia lo que muestran las imágenes de la tele. Nosotros no tenemos esa posibilidad. Están quitados de pantalla la mayoría de las cadenas informativas, como TN, CNN y dos canales de Colombia y México.

La censura y autocensura anula a los 2 canales privados de TV.

Las radios mudas o pasando música.

Las cadenas oficialistas son cada rato.

Amigos argentinos me decía que así pasaba en 1955, cuando para ustedes informarse recurrían a Radios Colonia y Carve. De Uruguay.

La oposición está cansada y aturdida. Demasiados frentes. Demasiado dolor enterrando todos los días a combatientes jóvenes muertos por balas que parten de armas de militares o colectivos, comandos civiles armados por Chávez.

Próximamente les hablare del drama económico, alimentario y de medicinas.

Se viven horas decisivas en nuestra querida Venezuela.

Pero se ignora cuantas son.

Gracias Argentina por tanto apoyo. NO NOS DEJEN SOLOS!

(*) Abogado y Catedrático – Especial para LIBRE EXPRESIÓN