La estatua de Playa Chica: sin mito y sin mote

Mario Magrini, de 65 años, uno de los cuatro hijos de quienes fueran los fundadores de la Guardia Nacional del Mar, es el creador de la estatua aparecida en Playa Chica que disparó mil especulaciones.

No hay mito y ni siquiera mote. La estatua aparecida en Playa Chica no representa ninguna historia de amor, dolor o desencuentro sino que fue realizada por su autor en función de u  impacto emocional que queda reservado a su grupo familiar. Y además…no tiene nombre.

Por lo tanto cualquier interpretación, de las muchas que se hicieron, sobre su nombre y representatividad ha quedado en el imaginario de la gente,

El doctor Mario Magrini, de 65 años, uno de los cuatro hijos de quienes fueran los fundadores de la Guardia Nacional del Mar, Norma Fuloni y Mario Magrini. De hecho integró en su momento la banda de música de la Guardia, donde tocaba el redoblante antes de ingresar a la carrera de Medicina.

El artistai comentó que «hace arte en paralelo a la medicina» y admitió que “nunca pensó en la repercusión” que podría tener esta escultura. Contó que quiso hacer “una acción artística”  a la que no dudó en calificar como “una travesura”.

Aclaró que “no fue una estrategia de marketing”, sino “para que la protagonista sea solo la obra misma en un entorno que la completara”. Estas características, aclaró, “le dieron un halo de misterio que enriqueció y superó a la obra misma”.

El secretario de Cultura, Carlos Balmaceda, se refirió a la pieza como “una bella escultura que despertó muchos interrogantes e historias” al aparecer en la costa. “Nos parece importante también ya que se había generado un lindo misterio, tomar contacto con el escultor y sacar algunas conclusiones entre el arte y el espacio público”, dijo.

Ciertamente una pena; Mar del Plata estaba a punto de adquirir un nuevo mito y ello ya no será posible. Y en cuanto el mote…tal vez pase a ser «la estatua del médico».

Pero fue divertido…