La Iglesia defendió a Carlos Fayt con inusual dureza

En una carta al ministro de la Corte, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Poli, dice que la objeción por su edad -tiene 97 años- «vulnera no sólo el orden constitucional, sino las normas éticas».

La Iglesia salió a respaldar al ministro de la Corte Carlos Fayt, blanco de una fuerte ofensiva del oficialismo para desplazarlo de su cargo por considerar que, por su edad (tiene 97 años), no está en condiciones de cumplir adecuadamente sus funciones en el alto tribunal.

Fue a través de una inusual carta para las prácticas eclesiásticas que el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario poli –hombre de estrecha confianza del Papa Francisco-, le envió a Fayt la semana pasada, según revela el diario Perfil en su edición de este domingo.

El respaldo de la Iglesia constituye un nuevo roce con el Gobierno en menos de una semana, ya que se suma al rechazo del titular del Episcopado, monseñor José María Arancedo, a la afirmación de la presidenta de la Nación de que la pobreza en el país es menor al 5 %.

En la misiva, el cardenal Poli le dice a Fayt –a quien califica de “venerable y sabio letrado”- que “el cuestionamiento a vuestra persona (…) vulnera no sólo el orden constitucional sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica».

Tras expresarle «solidaridad y gratitud» y por «el servicio que entrega generosamente» a la Argentina, Poli le cuenta que tuvo «la suerte» de formarse «como obispo junto al que ahora es el papa Francisco» y, por lo tanto, conoce «su pensamiento ante el atropello y postergación de los ancianos por el sólo hecho de serlo».

Además, el sucesor de Jorge Bergoglio en el arzobispo de Buenos Aires recuerda que el pontífice «hace poco más de un año afirmó que es conveniente escuchar a los jóvenes y a los ancianos. Ambos son la esperanza de los pueblos.

«Los ancianos representan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invitan a no repetir las nuevas tendencias de la humanidad y de la exhortación apostólica de Francisco) Evangeli Gaudium», apunta el cardenal.

A su vez, el juez de la Corte Suprema agradeció el gesto mediante otra carta en la que afirma que “tan emocionante mensaje y muestra de bondad me estimulan para continuar con más fuerzas, cumpliendo de la mejor manera mi destino terrenal».

Fayt está bajo la lupa del oficialismo en la comisión de juicio político del Congreso, que quiere saber si está lúcido como para ejercer el cargo.