La inflación de octubre fue 3,3% y acumula 42,2% en el año

La inflación no da tregua, menos en el período que se abre de cara al futuro cercano: un lapso de tiempo entre dos congelamientos que adelantan un «colchón» de más subas.

Así, en octubre -todavía con efectos de precios pisados de combustibles, alimentos de la canasta básica, dólar y tarifas de servicios públicos- reflejó un alza de la inflación de 3,3%, debido principalmente al impacto del proceso de dolarización -y la consecuente devaluación- que se abrió tras las primarias de agosto pasado.

De esta manera, la inflación muestra una desaceleración frente a septiembre (5,9%), mes en el que hubo un pico en el salto de precios, pero se estaciona en un nivel elevado. Con esta alza, en 10 meses la suba de precios acumuló un avance de 42,2%. En los últimos 12 meses, la inflación suma 50,5%. En tanto, el dato núcleo (sin precios regulados ni estacionales) mostró un alza mensual de 3,8%.

El último Relevamiento del Mercado (REM) del Banco Central estimó una inflación para octubre de 4,2% mensual. Para noviembre, ya anticipaban una tasa de 4,1% mensual, «previendo que continúe verificándose una trayectoria descendente», según indicó el informe de octubre.

Para fin de año, los participantes del REM estimaron una inflación nivel general en 55,6%. El componente núcleo, en tanto, llegaría a un 59,5%, según los analistas privados.