La «invasión yankee» terminó siendo un invento

El gobernador de Tierra del Fuego denunció una “flagrante violación” a los acuerdos internacionales. El ministro Agustín Rossi aclaró que el submarino “no está en aguas argentinas sino internacionales”.

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, denunció maniobras militares de un submarino estadounidense y aviones británicos cerca de las Islas Malvinas. “La introducción de un submarino nuclear en nuestro Atlántico Sur, que, en caso de haber ingresado en espacios soberanos argentinos, sería un hecho sin precedentes en nuestra historia, implica una acto de extrema gravedad para todos los Estados de la región”, señaló el mandatario en un hilo de su cuenta de Twitter.

A partir de un posteo en esa red social del Comando de la Fuerza de Submarinos en el Atlántico Sur de Estados Unidos, Melella agregó que la nave recibió cooperación de aviones británicos con base en las Islas Malvinas y las menciona como «territorio independiente británico».

“Manifestamos nuestra más extrema preocupación por este accionar inaceptable no solo para nuestra Provincia y nuestro País, sino para todos los ciudadanos del mundo que luchan contra el colonialismo y por vivir en un mundo sin armas nucleares”, agregó el gobernador.

Ante la repercusión del caso, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, con buen criterio, seriedad e información ajustada, salió a aclarar que el submarino no estuvo en aguas argentinas y que es propulsado por energía nuclear pero no cuenta con armas nucleares.

Rossi destacó que “se habla de submarino nuclear y parece que son armas nucleares”, pero en realidad se trata de “un submarino a propulsión nuclear”.

“No está en aguas argentinas sino en aguas internacionales, Cancillería está buscando la totalidad de la información”, agregó.