El conflicto municipal deberá esperar hasta la semana próxima

Mientras en el gremio esperan que la Asamblea sea la que defina los pasos a seguir el gobierno comunal busca garantizar el tiempo necesario para salir del largo conflicto. Se define en febrero.

El Sindicato de Trabajadores Municipales y el gobierno de Carlos Arroyo extenderán otra semana la puja salarial que los mantiene enfrentados hace meses. Si bien mañana se podría haber llegado a una instancia de acuerdo, ni el gremio ni el Ejecutivo apuraron hoy el desenlace y decidieron tomarse un tiempo más, con una asamblea de los trabajadores prevista para el viernes y un pedido del municipio para extender cinco días más la conciliación obligatoria.

En la sede sindical se reunió hoy la comisión directiva del gremio y los delegados de distintas dependencias de la Municipalidad. En el encuentro debatió la última oferta salarial presentada por el Ejecutivo a fines de la semana pasada. Se escucharon voces a favor de aceptar la propuesta para darle un cierre al extenso conflicto, aunque varios se alzaron en contra por considerarla “insuficiente”.

Inicialmente se había pactado esta reunión para tomar una resolución y comunicar la postura del gremio al Ejecutivo. Pero no fue posible. Las diferencias se impusieron, y para resolver con la opinión de la mayoría, se terminó decidiendo convocar a una asamblea para el próximo viernes a las 18.

Tal vez anticipando la falta de definiciones por parte de los trabajadores, mientras se desarrollaba la reunión el gobierno de Carlos Arroyo solicitó formalmente al Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires que prorrogue la conciliación obligatoria.

En las primeras horas de la mañana, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, presentó una nota ante las autoridades de la cartera laboral a través de la cual pidió extender esa instancia de conciliación por cinco días más a partir de este martes y, entonces, ahora el nuevo plazo de vencimiento será el lunes, ya en el inicio de febrero.

En el marco de uno de los conflictos más extensos de los últimos años entre el personal municipal y el gobierno de Carlos Arroyo, y en la etapa final de la segunda conciliación obligatoria, antes del fin de semana el Ejecutivo ofreció un 4% más de aumento salarial en la negociación.

Con la nueva cifra, el incremento que ofrece el Ejecutivo para todo el año llega al 36%. Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales aseveraron no tener una postura definida e informaron que si bien la oferta fue puesta en consideración esta mañana en una reunión de delegados y de la comisión directiva, no se estableció una postura unánime.

Ante esto la conducción del gremio resolvió que sea una asamblea plenaria de los afiliados la que resuelva en esa ocasión si se acepta la propuesta o cuales deben ser los pasos a seguir.