La vida en Suiza a través de los ojos de un argentino

Fernando Scheps, un informático porteño con pasaporte polaco, cuenta en Twitter su experiencia trabajando en Suiza y ayuda con información de primera mano a quienes quieran emigrar y encarar el desafío de adaptarse a las reglas de una sociedad diferente.

Así como hace más de una década era comun que argentinos en el exterior hicieran su blog para contar sus vivencias online, en estos tiempos las redes sociales han ganado ese protagonismo. En este caso, a través de la cuenta de Twitter @viviendoensuiza, el argentino Fernando Scheps aporta detalles valiosas de su día a día en Lenzburg, a 35 kilómetros de Zurich, desde donde brinda una intersante mirada para aquellos usuarios interesados en la temática.

Hace 7 años eligió Suiza como destino para vivir con su mujer porque su cuñada ya vivía por aquellas tierras. «Solo tenía dos referencias: el chocolate y el frío, lo que todo el mundo sabe», narra Fernando al recordar aquel momento. Entonces primero fueron de vacaciones para pasar las Fiestas y analizar la posibilidad, pero de movida ya le impactó positivamente el orden que había desde que pisó el aeropuerto.

Fernando reconoce que tuvo suerte para encontrar trabajo en tres meses de búsqueda gracias al pasaporte que consigió por su abuelo polaco. Mandó curriculum, tuvo muchas entrevistas y finalmente llegó la oportunidad de desembar en la zona alemana de Suiza. De acuerdo a su experiencia y de lo que ve a su alrededor es palabra autorizada para guiar a extranjeros que quieran instalarse.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, Fernando Scheps hizo un alto en medio de sus vacaciones en Barcelona junto a su familia para hablar sobre su intención de compartir información sobre la vida en Suiza, las vicisitudes de la puntualidad, la falta de espontaneidad y el stress de la perfección.

En una interesante charla, el creador de @viviendoensuiza deja en claro que se trata de una cultura muy diferente a la que el inmigrante se tiene que adaptar, entender las reglas y cumplirlas.

Escuchá la nota completa aquí: