Las rutas bonaerenses son ejemplo de un relato impúdico

Ayer recorríamos en imágenes el estado de los hospitales provinciales. Hoy le toca a las rutas y el lector podrá apreciar la magnitud del deterioro de las mismas y el riesgo que ello implica.

En una provincia que gasta millones de pesos en publicidad para sus gobernantes y de la que del estado solo emanan anuncios de obras e inversiones, observar el estado de las rutas es motivo suficiente para poner seriamente en duda la ética de quienes claramente faltan a la verdad.

Lo invitamos hoy a hacer un breve recorrido por nuestros caminos y sacar sus propias conclusiones.

 

 

http://twitter.com/Desdemona_jna/status/614928109356326912/photo/1