Llueven canastas: ahora se agregan chinos y almacenes

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti resolvió dividir el control de precios en cuatro canastas distintas: hoy acordará con super chinos y almacenes. Después…se verá si sirve.

 

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, se reunirá hoy con supermercados chinos y almacenes para avanzar en la definición del listado de 60 productos que compondrán la canasta de precios cuidados para comercios de proximidad que entrará en vigencia el jueves próximo.

Este jueves se lanzará la renovación de Precios Cuidados que incluirá una canasta de 60 productos para comercios de proximidad, se relanzará también el programa Cortes Cuidados, y se esperan avances en una canasta de frutas y verduras.

En declaraciones a radio Futurock, Feletti dijo ayer que «el lunes vamos a estar con supermercados chinos por un lado y almacenes por el otro».

«Vamos a largar la nueva lista de esos 1.300 productos de Precios Cuidados, largar la de proximidad que son 60 productos, y ya empezamos una ronda con intendentes y la provincia de Buenos Aires para la canasta de verduras, que son cinco productos que van a arrancar en supermercados y después hay que ver cómo llega al resto de los barrios, y ratificar el programa de Cortes Cuidados y ampliarlo», precisó el funcionario.

Señaló que «esto se va a completar con una reunión con el Consejo Federal de Comercio Interior que abarca a mis pares de las provincias para lograr implementar estas cuatro canastas en el resto del país».

Detalló que la canasta estará compuesta por «cuatro verduras y una fruta», y aseguró que el acuerdo está «muy cerrado con mayoristas y supermercados».

«Vamos a tener que tener en la calle las nuevas canastas, con las nuevas listas de precios, con la canasta de proximidad que ha pedido el Gobierno también para llegar a los comercios de proximidad que es toda una dificultad, pero creo que lo vamos a lograr», concluyó Feletti.

Claro que al consumidor habrá que darle una guía que le permita saber donde encontrar una cosa y donde otra. ¿Será posible que en Argentina se haya perdido todo contacto con la realidad y no nos hayamos dado cuenta?