“Lo atamo’ con alambre”: la Malharro espera soluciones.

La Comisión de Educación visitó la Escuela “Martín Malharro”, donde se interiorizó de las deficiencias edilicias que impiden el normal desarrollo de las clases.

El Rector de la UNMdP destacó la visita de los ediles, resaltando: “Desde que asumimos esta gestión estamos convencidos que necesitamos estrechar vínculos con la sociedad en su conjunto y con el sector público en particular”. A renglón seguido, remarcó:“Tenemos que trabajar todos juntos para tratar que la educación recupere la centralidad en el debate público”.  También expresó la voluntad para que “la Universidad sea una suerte de consultor preferencial del sector público y en particular del nivel jurisdiccional municipal, que es el que tiene la más amplia cantidad de problemas y la mayor limitación presupuestaria”.


Con respecto al financiamiento del boleto terciario, Lazzeretti informó que se había reunido con el Secretario General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Fabián Perechodnik, solicitándole la realización de una mesa de trabajo conjunta para analizar la posibilidad del otorgamiento de un subsidio provincial a los municipios del interior bonaerense.Por su parte, el Concejal Rodríguez manifestó a las autoridades académicas la intención de la comisión para trabajar mancomunadamente, puntualizando además: “Sí en algún momento estas turbulencias (como las han denominado) que estamos pasando afectan el normal funcionamiento de la actividad académica, acudan al Concejo Deliberante como ámbito de resonancia y, si es necesario, utilicen algunas herramientas como la banca 25”.Concluido el encuentro, los miembros de la comisión se desplazaron a la Escuela de Artes Visuales “Martín Malharro”, donde fueron recibidos por la directora Solana María Guangiroli y el vicedirector Sergio Ralli e integrantes del Centro de Estudiantes.Antes de iniciar la recorrida por el establecimiento, los directivos informaron a los ediles que, ante el estado de deterioro del tanque de agua y la necesidad de cambiarlo, ya que afecta el normal desarrollo de actividades ante el peligro de derrumbe, “el presupuesto de la obra se autorizaría el próximo martes y, según nos manifestó la arquitecta del Consejo Escolar, al día siguiente estaría la empresa trabajando acá; la obra que tienen que hacer es básicamente la conexión del agua corriente con una bomba presurizadora y la demolición total del actual tanque de hormigón y reemplazarlo por tanques de PVC”.

 
Asimismo, destacaron que “hay seis canillas de la escuela que tienen agua directa de la calle, eso nos habilita a poder trabajar en algunas aulas a partir del lunes, con horarios reducidos para poder compartir los espacios, y de esta forma garantizar que todas las materias tengan algún contacto con los profesores”.