Las cooperativas piden cancha y que les den pelota

Un paisaje insólito presentaba la Avda. Luro a la altura del municipio. Otra protesta de las cooperativas  se complementaba con un improvisado estadio de fútbol y un torneo barrial. Insólito.

Redacción – Mientras adentro del palacio municipal seguían las peleas entre funcionarios y la situación de inactividad se mantenía a la espera de que alguien del gobierno pusiese una pequeña cuota de sentido común, la Avda.Luro presentaba el insólito espectáculo de un improvisado estadio de fútbol, con sus respectivos arcos, en el que un grupo de manifestantes acortaba las horas organizando un torneo de ese deporte.

La imagen era observada con incredulidad por los ciudadanos que transitaban por el lugar y no podían dejar de preguntarse acerca de quien está al frente de una ciudad que se ha convertido en tierra de nadie. La indignación, la sorpresa y hasta una forzada sonrisa suponían el abanico de reacciones de quienes ya no dan crédito a tanto desorden y desmanejo de parte de las autoridades.

Mar del Plata toca hoy el piso más bajo de toda su historia. Sucia, desordenada, colapsada en sus servicios y con una administración parada por culpa de sus propias incoherencias, la postal del “estadio callejero” nos pone de cara a la peor de las realidades: vivimos en una tierra de nadie.

Gobernantes y manifestantes siempre pueden subir un poco más la vara del disparate; pero esta imagen del fútbol desarrollado en un lugar destinado para el tránsito ciudadano parece batir todos los récords.

Al menos por ahora….