El debate sobre el aborto alcanza también a la economía

Mientras los abortistas sostienen que se ayuda a disminuír la pobreza, desde la vereda de enfrente se habla de “eliminar seres que podrían ser personas productivas”. La otra cara del debate.

Una de las razones por la que algunos gobiernos promueven el aborto, es para “acabar con la pobreza”, pues se tiene la idea que gastará menos dinero en alimentar, vestir, educar y dar salud a esas personas que no nacieron. Sin embargo, esa postura ignora el hecho que el aborto elimina personas que en un futuro podrían ocupar la población trabajadora. Un informe de Marriage and Religion Research Institute analiza los efectos masivos en la economía de Estados Unidos a raíz de la legalización del aborto.

Más de 15 millones de personas han muerto en los Estados Unidos a causa del aborto en los últimos 40 años despues de su legalización. Esto significa que varios millones de trabajadores han sido eliminados por esta causa; aproximadamente 5 millones serían actualmente parte de la fuerza laboral del país.

El aborto provoca en Estados Unidos una pérdida de entre $70 mil millones y $ 135 mil millones de dólares de actividad económica (trabajo valioso) cada año. Suponiendo una tasa de impuesto sobre la renta de entre el 15% a 25%, ello equivale a una pérdida anual entre $10 mil millones y $ 33 mil millones en ingresos fiscales. Esta es una pérdida significativamente mayor que los $2 mil millones de dólares de fondos públicos que suspuestamente la práctica del aborto “ahorra“.

Legalizar el aborto no es la solución a los problemas como la pobreza. No somos pobres porque somos muchos. Estos estudios evidencian que la población es quien ayuda a salir adelante a la sociedad, las personas son los agentes del desarrollo y los motores de la economía.

Cifras en la Argentina

Por cada actividad declarada ilegal surge un mercado paralelo. En el caso del aborto, genera un negocio cercano a los $ 7.500 millones bajo la estimación de que en la Argentina hay alrededor de 450 mil abortos por año, con un costo cercano a los $ 17 mil.

“En la Argentina, un aborto clandestino puede llegar a salir entre $ 10 mil y $17 mil”, señalan los datos de Economía Feminista. Incluso puede llegar hasta los $ 20 mil, según dónde se realice. “El 80% de las mujeres gana menos de $ 10 mil, y las más pobres no llegan a $ 1.600 por mes”, agregan las economistas.

Con esas cifras, un aborto en la Argentina puede llegar a US$ 1.000. En las clínicas de Estados Unidos, donde la práctica es legal e incluso puede haber cobertura de los sistemas de salud, cuesta la mitad: US$ 500 en las primeras diez semanas de embarazo.

La estimación de 450 mil abortos al año en el país surge de un informe de Amnistía Internacional Argentina. Por distintos métodos se llega a estimaciones similares, que hablan hasta de 500 mil. Sólo en casos de riesgo de vida, violación y madres con discapacidad intelectual se admite el aborto legal en el país.