Los diez primeros días de Alberto y la vieja novela

Por José Luis Ponsico (*)La verdadera oposición, se dice en el viejo peronismo, es el «Partido de Los Medios». Un clásico que se reitera como constante histórica.

José Luis Ponsico

La verdadera oposición, se dice en el viejo peronismo, es el «Partido de Los Medios». Alusión al Grupo «Clarín», influyente «Papel Prensa» y correlato de los «adocenados» decía Dante Panzeri, años´60. por los criticados»chupamedias» según el recordado periodista

En la semana de la presentación de la Ley de Emergencia Solidaria, los diarios de mayor tirada, «Clarín» y «La Nación», para empezar, no dejaron de dar noticias, notas editoriales, comentarios, para el oficialismo «algo tendenciosos». Trascendió en el gobierno.

Alli, donde el gobierno de Alberto Fernández supuestamente dejaba dudas respecto a jubilados, pago de la deuda, paritarias salariales, nombramientos y el tema taquillero: «Cristina es la que manda. Alberto obedece». Lo que parecía una consigna…

Nada de eso, al cabo, ocurrió, desde el lado de la realidad objetiva. En 72 horas, tiempo récord, la dos Cámaras votaron favorablemente el Proyecto. Alberto terminó el raid con Luis Majul, uno de los críticos implacables.

Sin desbordes ni falsas especulaciones. A mano alzada en Diputados y Senado, remisión rápida al al Boletín Oficial. Desencanto para «Cambiemos» y aliados, en un repaso, dejó a varios periodistas «desairados».

Luis Majul, cronista deportivo, «La Hoja del Lunes»,1979, semanario financiado por el proyecto político del almirante Emilio Eduardo Massera; 40 años más tarde, uno de los beneficiados durante cuatro años por la pauta oficial de Marcos Peña. El ex jefe de gabinete.

Joaquín Morales Solá. para los que no quieren al influyente periodista nacido en Tucumán su ciclo «Desde el llano» referencia a «virtual delegación de la Embajada de EE.UU. en una supuesta algarada política. Su programa ostenta un récord: desde 2011.

Elisa Carrió concurrió 108 veces al programa de «TN».  Desde 2011 hasta hace un mes. Nunca visto. «Clarín», tampoco «La Nación» nunca sostuvieron críticas contra Carrió. En un cuarto de siglo. Otro récord

Alfredo Leuco. considerado en el kirchnerismo «el Traidor» a Néstor Kirchner. Hace 17 años  por invitación de Miguel Núñez, luego vocero presidencial, en 2003, viajó a Santa Cruz, plena campaña política, para hacer notas con antiguos amigos del candidato …

El bar donde “el Lupo” se juntaba con sus amigos. Leuco, después hombre de Héctor  Magnetto y la extensión, Radio Mitre «TN» publicó un libro contra Néstor. Otro récord de «traiciones» para el kirchnerismo «duro».

Eduardo Feinmann extrajo un video de un episodio que tiene 5 ó 6 años donde Juan Cabandié -hijo de «desaparecidos»- diputado nacional en el gobierno de Cristina, allí discute con una Policía de Tránsito

«Este muchacho, ahora … es ministro. Antes, diputado. Da verguenza», dijo el periodista tildado de «fascista» por una buena parte del gremio periodístico. Feinmann y «Baby» Etchecopar repudiados en episodios callejeros. Viven ahora con preocupación política.

La mayoría de los paneles. Casi todo el universo de «América 24» donde el mendocino Antonio Laje exhibe «el veneno diario», dicen cerca del nuevo gobierno, a partir de las 7 de la mañana, expone como «periodista independiente».

Hace dos días no ponderó la medida de volver a los billetes con las imágenes de Josè de San Martín, Manuel Belgrano y Domingo Faustino Sarmiento, uno de los favoritos de Alberto Fernández.

Para Laje «cada gobierno promueve cambios en los billetes», dijo. Nadie comentó en el estudio que lo anterior, imágenes de animales -aparecían guanacos, pumas- suponía una vergüenza. Si se trata de reemplazar a los padres de la Patria.

En diálogo con el hijo del ex diputado radical, Rubén Rabanal, curiosamente, criterioso y medido para un Albertismo naciente. Distinto a «macristas vergonzantes» como Paulo Vilouta, ex comentarista deportivo, ahora devenido opinante de temas económicos.

«Si se trata de criticar al kirchnerismo y ahora la variante Albertista… Todo vale» dicen funcionarios del flamante gobierno de Alberto Fernández que en 10 días descolocó al gobierno de Mauricio Macri, ahora en la oposición.

«Maxi» Montenegro menos incisivo. En el piso Alejandro Fantino, «edecán» de Daniel Vila, llevando periodismo crítico. Luis Novaresio tratando de ubicarse en el medio. Entre el «macrismo» y el «albertismo»

Apenas C5N con Gustavo Silvestre y los jóvenes colegas que conocen temas de economía fijaron posiciones más cercanas a la propuesta de los 180 días. El tramo que necesita el el gobierno para «domar el potro de la economía»

Inflación controlada, riesgo país en baja, los mercados sin histeria y el dólar menos acelerado. Alberto Fernández «camino al estadista» la apuesta alrededor del Presidente de la Nación. En la saga «Albertista», un recuerdo: conocida como «la madre del borrego».

El 10 de enero de 1990 el gobierno de Carlos Menem otorgó a «Clarín» el Canal 13, cerrando el ciclo legal que prohibía al grupo empresario tener otros Medios. Para evitar el monopolio.

Cuenta la leyenda que Carlos Menem influenciado por Eduardo Bauzá, «edecán mayor» y el “hermano Eduardo” -influyente senador riojano durante los´90- resultaron determinante en la concesión al grupo Clarín.

Se cumplen treinta años de «la madre del borrego». Por primera vez se conoció la cara de Héctor Magnetto. Llevado por Bernardo Neustadt al ciclo «Hora Clave»

«Hoy, como hace 70 años, desde la Constituyente del 49, los dardos vendrán de los medios, se especula en la Casa Rosada. Y agregan: «Eso nunca falla» se ironiza.

Circula una anécdota remitida al exilio del líder, Juan Domingo Perón entrevistado en Madrid, pudo ser 1970, mientras no prestaba mayor atención al arco político opositor. «El 40% está con nosotros; otro 40% en la vereda opuesta. Un 20% va y viene», decía

«No nos quieren los radicales, los comunistas, los conservadores. Eso sí; todos viven del peronismo. unos y otros», describía. El final del recuerdo va con chascarrillo peronista-kirchnerista.

En el momento del debate en Diputados. Mauricio Macri volaba a Qatar a ver Liverpool-Flamengo.  La ex gobernadora María Eugenia Vidal, fotografiada en «cena íntima» en San Telmo con el periodista Enrique Sacco, viudo de la infortunada Déborah Pérez Volpin.

Patricia Bullrich no creía que todo esto pueda ser «el final» del «la burbuja» (Cambiemos) parecido a la Alianza que también la tuvo como protagonista. Si se trata de burbujas para la Bullrich ex militante montonera, 1980, ahora titular de Propuesta Republicana.

En el kirchnerismo vista como «adicta al champagne», dicen. Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta suponen «la trinchera» del macrismo.

En tanto Elisa Carrió y Jorge Lanata virtualmente exiliados. Lejos del peronismo, mucho más del kirchnerismo y asimismo hasta de la clínica del Dr. Alberto Cormillot.

 (*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión y Mundo Amateur