Los prejuicios de las hinchadas con el poder remiten al pasado

José Luis Ponsico (*) – Los cantitos de la hinchada de San Lorenzo contra el presidente Mauricio Macri, en el “Nuevo Gasómetro”, tienen antiguos antecedentes en el fútbol argentino.

José Luis Ponsico

El final del accidentado clásico entre San Lorenzo y Boca, el domingo último en el “Nuevo Gasómetro” concluyó 1 a 1 y dejó abierto un debate donde la política excede al juego y sus protagonistas. Cuando los prejuicios de uno de los clubes remite a factores de Poder.

La hinchada de San Lorenzo dedicó estribillos, también insultos, al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, por su pasado como titular de Boca.. En el último tiempo, los acuerdos ubican a Daniel Angelici, reelecto, junto a Claudio Tapia, presidente de AFA. también “xeneize”.

Angelici y Tapia en el ojo de la tormenta

En el tiempo, el fútbol argentino registra antecedentes. Desde albores de los´50, Racing Club de Avellaneda tuvo gran equipo. Aunque los títulos ganados en torneos de AFA 1949, 50 y 51 tuvieron el estigma “del prejuicio” por supuesto apoyo del primer gobierno peronista.

Racing construyó el estadio conocido como “El Cilindro” en tiempo récord: entre fines del 48 y septiembre del 50, pleno auge del equipo que tenía cinco futbolistas en la selección nacional: Rubén Bravo, Norberto “Tucho” Méndez, Mario Boyé, Alberto Rastelli y Ernesto Gutierrez.

Ramón Cereijo: la gente bautizó a Racing con su nombre

En el 51 Bánfield igualó en puntos y llegó al final del certamen con mejor “gol promedio”. El “Taladro” tenía dos tantos más y dos goles menos en contra. La AFA. obligó desempate.El primer test en el “Viejo Gasómetro” de San Lorenzo, arrojó empate 0 a 0

Enseguida, revancha muy pareja, en el mismo escenario, furibundo derechazo de Mario Boyé, apodado “El Atómico”, desde fuera del área, apenas iniciado el segundo tiempo, dió el tercer título a Racing.

La supuesta influencia de Ramón Cereijo, directivo de Racing y titular del área de Hacienda en el gobierno de Juan Perón, produjo la “leyenda negra”: Racing ganaba “por el apoyo del gobierno peronista” y las hinchadas rivales bautizaron a la “Academia”, “Sportivo Cereijo”.

Asimismo, Racing tenía otros influyentes hombres del gobierno nacional que apoyaban la política deportiva del Ejecutivo: el Mayor Carlos Aloé, gobernador bonaerense y uno de los jefes del Ejército, el general Juan José Valle, fanaticos de “La Academia”, según los historiadores

Las obras del Cilindro en tiempos de Perón

En el libro “La Cancha Peronista” del sociólogo Raanan Rein, el período de Racing instaló virtual “debate político donde el fútbol llevado a la política de la época; oficialistas contra opositores, dirimían amores y odios en las tribunas de la Popular”, se lee.

La revista “Mundo Deportivo”, editorialista se apoyaba en las columnas de Alejandro Yebra referente del fútbol y con un ciclo como directivo de Racing. El presidente del club de Avellaneda, Carlos Paillot, al cabo, resultó el gran protagonista de la construcción del estadio en tiempo récord

El periodista Jorge Bernetti, libro editado por la Universidad de San Martín, recopila puntualmente en el capítulo “El Cilindro el estadio más peronista”, costos de la obra y detalle de la construcción.

Un tricampeón que no necesitaba de “favores”

“Se hizo en menos de dos años al valor de 15 millones de pesos moneda nacional. Unos 500 mil dólares de 1948”, según el testimonio del escriba, ensayista y profesor universitario.

“La obra demandó 15 mil metros cúblcos de hormigón, 12 mil metros cúbicos de arena, 10 mil metros cúbicos de canto rodado y 800 mil ladrillos”, en relato de Bernetti. “La historia señala que el Presidente Juan Perón apoyó la obra y respaldó los créditos”, explica el autor.

De un lado se instaló “la leyenda negra”: para opositores Racing ganaba por club “Sportivo Cereijo”. En cambio, el universo racinguista sostuvo siempre que “Los que jugaban, notables futbolistas, la mayoría tributó a un ciclo del oro del fútbol argentino”, decían.

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión