Lotería y Rabollini amenazan terminar con Daniel Scioli en la cárcel

Lotería de la Provincia fue utilizada como «la caja» para desviar fondos oficiales a la campaña presidencial del gobernador. Pero no contaban con el «lavamanos» de Karina Rabollini.

Domingo Angelini, el ahijado del exgobernador Daniel Scioli, y Pilar Álvarez Olaizola, pareja del exsecretario privado del exmotonauta, ambos imputados por el presunto delito de asociación ilícita tras cometer algunos negociados en el Instituto Provincial de Loterías y Casinos en la gestión anterior, fueron sometidos a una pericia caligráfica para certificar si firmaron las órdenes de pagos por publicidad u organización de eventos por importantes sumas, tras modificar expedientes que salían desde la Secretaría de Medios de la Gobernación.

El fiscal Jorge Paolini, titular de la UFI nº 8 de Delitos Complejos de La Plata, es quien investiga a los funcionarios, y dijo que “los imputados ya fueron notificados de los resultados de las pericias realizadas en las computadoras que secuestramos y ahora deben esperar el informe del estudio plana de escritura.”.

Lo que sostienen los imputados es que ellos no firmaron ningún expediente irregular, pero un vocero judicial explicó que “varios empleados del Instituto provincial de Loterías y Casinos van a testificar en contra de los exfuncionarios”.

Claro que además de esos funcionarios una testigo estrella se apresta a contar todo lo que sabe a cambio de que la investigación no avance sobre su Fundación y su propia cuenta personal, principales beneficiarias de la irregularidad en el manejo de los fondos de la institución.

Se trata de la ex esposa del gobernador, Karina Rabolini. En los dos últimos años de gestión, y debido a las decenas de denuncias que llegaban a tribunales por el desvío de los fondos del Banco Provincia hacia las actividades «sociales» de la Primera Dama, se resolvió que el dinero para su rumbosa vida personal y su intensa actividad proselitista saliera de los fondos de la Lotería provincial.

Se dice que ese desvío supera los $ 20 millones y que más del 60% de ellos se detectaron depositados en cuentas que nada tenían que ver con la Fundación.

La maniobra para cometer estafas era la siguiente: Julián Colombo, exsecretario privado de Scioli, emitió órdenes de pagos por publicidad por un monto determinado y disponía su pase a Loterías y Casinos, pero en el área de comunicación de éste Instituto emitían cheques por cifras hasta diez veces superiores, por lo que se sospecha que se cobraba algún cuantioso “retorno”. Ese retorno, en muchos casos, se encuentra orientado hacia la Fundación Banco Provincia que presidía la ex modelo.

Como se recordará, la investigación se inició luego de la denuncia radicada en junio pasado por el actual Director del Instituto de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, Melitón Eugenio López. Sugestivamente, pese al informe original de la Auditoría, el nombre de Rabolini y el de la Fundación Banco Provincia no aparece en ella.

¿Qué pasó?, muy sencillo: Rabolini aceptó entregar toda la documentación necesaria para involucrar a su ex marido a cambio de no ser perseguida por la justicia.

“Se pagaban expedientes duplicados”, y “se hacían desaparecer otros por los que se cobraba una cifra millonaria y luego ese expediente volvía con un pago irrisorio”, denunció López. Además sostuvo que se detectaron en el ejercicio 2015 pagos de pauta publicitaria que “nos llamaron la atención”, añadió el funcionario de la actual gobernadora, María Eugenia Vidal.

“No sé a qué bolsillos fueron a parar los más de 20 millones de pesos que faltan de las arcas de Lotería, pero estimo que la cifra puede ser mucho mayor”, afirmó López.

Un elemento que complicaría a Angelini es que estaría acreditando viajes cada dos o tres meses a Miami y al mismo tiempo se investigan, aunque ahora sin demasiada urgencia, viajes e inversiones de Rabolini en Europa y Nueva York.

Y todos esperan, por supuesto, que la ex Primera Dama bonaerense se siente ante el fiscal y comience a contar todo lo que sabe.

Claro que para ello deberán asegurarle su impunidad.