Lucía: la pequeña escritora que suma reconocimientos

La niña escritora Lucía Jáuregui, la joven de Puerto Madryn que LIBRE EXPRESIÓN entrevistó hace pocos días, vuelve a nosotros tras ganar un premio literario con su obra «La Ballena Golfina».

 

Hace pocos días presentábamos a nuestros lectores a la niña Lucía Jáuregui, una pequeña de apenas 11 años que desde su Puerto Madryn natal nos daba el ejemplo de su vocación literaria y su decisión de abrirse paso en la vida con ese don que, como ella misma recuerda, Dios le ha dado y no piensa desatender.

En aquella ocasión Lucía nos contaba de sus sueños, de su familia y de su convicción de utilizar el arte de escribir para dejar un mensaje que ayude a las personas a ser mejores. (Ver: Contar la vida mirándola con el alma y la inocencia).

Ahora nos llega desde el sur una noticia que nos alegra y que seguramente será otro acicate para que la joven escritora siga cada día más entusiasmada con el rumbo que eligió para su vida: su cuento «La Ballena Golfina» fue premiado en el concurso «Sueños en la Arena» que, con patrocinio oficial y privado de Puerto Madryn, destaca a los noveles talentos literarios de la región.

Por eso nuestra alegría y por eso la idea de compartir con ustedes la obra galardonada, que permite bucear un poco más en el alma y en la imaginación de Lucía Jáuregui, la pequeña escritora que conocimos en Puerto Madryn ofreciendo sus cuentos por las calles de aquella localidad.

«Para poder llegar con mi mensaje» como nos dijo entonces…

 

LA BALLENA GOLFINA

Yo soy Lucía, una niña normal a la que un día le tocó pasar por la experiencia de perder a su abuelo, él me solía decir que cuando esté en al cielo yo podría pedirle cualquier cosa a Dios y mi abuelito le insistiría para que me lo conceda, pero si quería algo malo no se cumpliría.

En un día frío, fuimos al muelle a caminar con mi mamá, ahí pude ver una ballena con su cría, se escuchaban sus sonidos, pero no podía entenderlos, entonces me acordé de lo que me habla dicho mi abuelo y le dije -Dios me gustaría poder entender lo que dicen esas ballenas, después de unos minutos empecé a oír los sonidos que emitían ¡pero comenzaban a ser palabras!.

La cría me decía -hola soy Golfina un gusto en conocerte quisiera hacerte una pregunta ¿Cómo te llamas?, sorprendida respondí -me llamo Lucía, pero ya que puedo entenderte quiero que me hables sobre tu vida, me empezó a decir -nací el 4 de junio del 2021 en este hermoso golfo ¡medía 5 metros!, mi papá se llama Marc y mi mamá Franca, lo que me contaron mis padres es que hace muchos años atrás el agua era más cristalina y tenía gusto a rico, hoy en día el mar tiene un color raro no tiene buen sabor y hay muchas cosas transparentes que flotan, una vez mi amiga tortuga llamada Carlota se comió una cosa flotante porque pensó que era una medusa después de un rato me dijo que no se sentía bien que le dolía mucho la panza, estaba mareada y tenía nauseas, se fue nadando nunca volví a verla, si la llegás a encontrar saludala de mi parte.

-Golfina las cosas transparentes son bolsas y tu amiga se comió una –

¿Y qué es una bolsa?

-es un desecho que tiran las personas.

Seguí contando Golfina…

-mi mamá dice que estoy flaca, yo no me veo así peso apenas 4 toneladas según ella tendría que pesar 6-. Ahhh además no solo hay de esas cosas llamadas bolsas, también hay colillas de cigarrillos, botellas, plásticos y barbijos, no sé el significado de esas palabras pero yo vi que esas cosas a las cuales los humanos le ponen nombre, ensucian el mar y están por todo nuestro hermoso golfo.

Un día mi abuela Coralina estaba comiendo kril y vió algo que ustedes llaman barco, tenía un palo y una tela blanca con un círculo rojo en el medio y una red enorme, mi abuelita nado y se escondió detrás de una roca gigante, por eso siempre que vemos barcos así tenemos que escondernos, pero si vemos uno con una tela celeste y blanca con un sol en el medio sabemos que solo nos quieren mirar.

-¡Golfina se me esta yendo el efecto, dentro de pocos minutos no voy a poder entenderte más, me voy a tener que despedir, me gustó mucho hablar con vos espero volver a verte pero ¿Cómo te voy a reconocer Golfina? –

Es muy fácil Lucía, soy la única ballena que tiene una mancha blanca debajo de la aleta derecha, antes de que no me entiendas más te quiero decir que si el agua sigue ensuciándose, con este sabor a raro y con esas cosas flotantes lamentablemente nos vamos a tener que ir, nosotros no queremos marchamos porque la gente es muy amable, buena y el golfo es maravilloso por eso te pido que les hables a las personas para que no tiren cosas que nos hacen mal a todos, afectan nuestra salud y también la suya, te quiero mucho Lucia.

-Yo también Golfina.

Te estoy escuchando muy poco Golfina ¡no puedo entenderte, solo escucho sonidos! Ya habrá otra oportunidad en la que vamos a charlar, ambas sabemos que la contaminación nos afecta a todos. Te prometo voy a hacer llegar tu mensaje a todas las personas que más pueda para seguirte viendo crecer cada año que nos visites, ¡te quiero mucho Golfina!

Autora: Lucía Jáuregui